Viven una pesadilla productores citricolas del centro de Tamaulipas

Visto 190 veces

Por Antonio de la Cruz

Como una verdadera pesadilla, califican los productores citricolas de la región centro de Tamaulipas, la situación que viven en estos momentos por los daños severos que han dejado las heladas registradas durante el 8 de diciembre y primero de enero, la cual ya ha dejado daños equivalentes a más de 350 millones de pesos en el sector, al afectarse 20 mil hectáreas de huertas revelan datos de la Unión de ejidos citricultores.

“Las bajas temperaturas de hasta menos 3 o menos 4 grados centígrados que se registraron en esos fatídicos días, provocaron que los arboles pequeños entre uno y tres años, prácticamente se quemaran, mientras que los árboles adultos o mayores de 5 años, sufrieron daños en las copas, provocando que la fruta se congelara y se perdiera”, afirma Arturo Gaytan Castillo, comisariado del ejido Guillermo Zúñiga.

Dijo que los daños son considerables en este ejido, cuya economía depende en casi un 80 por ciento de sus habitantes de la citricultura, donde una gran parte de las 600 hectáreas con que cuentan.

“La helada que más daño causó fue la del 8 de diciembre, por lo que al acudir a las huertas al día siguiente, veíamos como había fruta congelada, la cual se desprendía por completo del árbol”.

Afirma que esta situación provocó que la población se alarmara y provocara ventas de pánico, originando que se registrará una caída en el precio de la tonelada de la naranja, al saturarse el mercado.

“Todos tienen miedo de que las heladas continúen en este invierno, por eso se apuraron a cortar la naranja para evitar que se registren mayores perdidas, a pesar de que provocaron daños en el mercado al caer el precio de la tonelada de cerca de los 3 mil pesos que se vendía en noviembre, a los mil 200 pesos en que se cotiza actualmente la naranja valencia”.

Comentó que en estos momentos realizan también el corte de la naranja Nave, la cual también se vino a bajo su precio, ya que no hay mercado.

“De los 2 mil pesos la tonelada en que se vendió esta variedad el año pasado, para este año apenas se vende en 500 pesos la tonelada, donde los productores lo único que quieren es que los compradores vayan por ella y se la lleven, por lo que casi la regalan”.

Dijo que por fortuna de la especie Nave es poca naranja, ya que lo fuerte de la producción es la naranja valencia en esta región, que es la que sirve para jugo y que mayor demanda tiene en el mercado.

El Comisariado Ejidal, comenta que ante esta catástrofe citrícola, ya acudieron a la Secretaria de Desarrollo Rural, donde fueron bien recibidos y el titular Ariel Longoria, se comprometió a brindarles apoyo, a través del seguro catastrófico y con la entrega de fertilizantes.

“Para los que perdieron arboles, serán apoyados con el seguro, mientras que los que sufrieron daños en arboles grandes, se les dará fertilizantes para ayudar a recuperar las huertas”.

Agradeció el apoyo que se ha brindado de las autoridades, las cuales los han atendido de manera oportuna y dijo que solo falta que los del seguro realicen la evaluación de los daños para que la ayuda llegue.

HAY 20 MIL HECTAREAS DAÑADAS

Javier Ibarra Echartea, presidente de la Unión de Ejidos citricultores, dijo que luego de hacer un recuento en los municipios de Hidalgo, Guemez, Padilla, Victoria y Llera, se pudo constatar que las heladas dejaron daños en 20 mil hectáreas de huertas citricolas.

Explicó que el mayor daño está en la perdida de alrededor de 350 mil toneladas de naranja Valencia, porque el corte apenas iba a comenzar.

“Esto equivale a perder más de 350 millones de pesos, tomando en cuenta el precio que actualmente tiene la naranja en el mercado”, señaló.

Estimó que son poco más de cuatro mil los citricultores afectados, registrandose los mayores daños en la zona del Barretal, Santa Engracia, Guemez y Llera.