Torre de Londres podría quedarse sin guardias

Visto 110 veces

LONDRES. Después de más de medio milenio protegiendo la Torre de Londres de rebeliones e invasiones, sus guardianes, conocidos como beefeaters, se enfrentan a despidos por primera vez en la historia, porque el número de visitantes y turistas se ha desplomado debido al brote del nuevo coronavirus.

Llamados oficialmente custodios yeomen y reconocibles al instante por sus distintivos sombreros y uniformes rojos y azules, los beefeaters viven con sus familias dentro de la fortaleza que alberga las joyas de la corona inglesa.

Los palacios reales históricos, que administran la Torre junto con el Palacio Hampton Court, el Palacio de Kensington y otros sitios dijeron que el coronavirus les dejó pérdidas por 124 millones de dólares.

“El cierre de nuestros seis sitios durante casi cuatro meses ha asestado un golpe devastador a nuestras finanzas, que esperamos continúe durante el resto del año financiero y se agrave por la lenta recuperación del turismo internacional”, dijo John Barnes, director ejecutivo de Palacios Reales Históricos.

“Simplemente no tenemos más remedio que reducir nuestros costos de nómina”, dijo Barnes. “Necesitamos urgentemente que el público nos apoye visitando nuestros sitios ahora que hemos reabierto (tras la pandemia)”, agregó.

La Torre de Londres, fundada por Guillermo el Conquistador, ha sido un símbolo del poder inglés, la riqueza y el terror durante casi mil años, actuando de manera diversa como una fortaleza, un magnífico alojamiento y una prisión para torturar y ejecutar a los enemigos del estado.

Pero el coronavirus ha devastado sus finanzas. Los Palacios Reales Históricos dijeron que sus ingresos cayeron 87 por ciento y que prevén que el turismo se recuperará hasta el periodo comprendido entre 2023 y 2024.

Actualmente, hay 37 custodios yeomen, una unidad creada por el fundador de la dinastía Tudor Enrique VII en 1485 como guardia personal.

El hijo de Henry, Enrique VIII, decretó que algunos de ellos se quedarían y protegerían la Torre de forma permanente.

“Creemos que esta es la primera vez en la historia que los custodios yeomen enfrentan despidos”, dijeron.

ELIMINAN RESTRICCIONES

Las medidas de cuarentena para los viajeros con destino a Reino Unido procedentes de unos 70 países y territorios de ultramar, incluidos Francia e Italia, no se aplican desde el viernes, lo que supone un espaldarazo a las industrias de la aviación y el turismo, muy dañadas por la crisis de la pandemia de coronavirus.

Quienes lleguen de países de mayor riesgo seguirán teniendo que someterse a la autocuarentena durante 14 días, pero muchos destinos populares están ahora exentos, lo que significa que millones de británicos pueden tomarse vacaciones de verano sin tener que quedarse en casa cuando regresen.