Suspenden clases en 2 kínderes por virus que afecta a niños

Visto 280 veces

Beningno Cabrera Cabrera, jefe del área de vinculación entre la Secretaría de Salud y el IEEPO explicó que la suspensión es una recomendación de los Servicios de Salud del estado como medida preventiva para que evitar que se propague la enfermedad entre alumnos y alumnas.

El viernes pasado se determinó el cerco sanitario e instruyó al personal docente solicitarle a los padres, madres y tutores no llevar a los chicos a las escuelas; a partir de este día se aplicarán medidas higiénicas, acceso al agua limpia, manejo de excretas, y de los desechos bio-orgánicos, atención primaria a la salud y la comunidad”, explicó.

Por otra parte, refirió, en una escuela primaria del mismo sector de Zaachila se descubrieron cuatro casos probables entre alumnos de primer grado; los alumnos fueron canalizados al sector salud para su atención clínica.

La semana pasada, el sector salud del estado reportó más de una centena de brotes de virus coxsackie, conocido como enfermedad de “manos, pies y boca”, los pacientes reciben tratamiento oportuno para evitar complicaciones. No obstante, la cifra se incrementa con los casos recientemente detectados en los preescolares del municipio de Villa de Zaachila, colindante con la ciudad de Oaxaca y otras demarcaciones de la región Mixteca.

En entrevista con este medio, Benigno Cabrera informó que todos los casos corresponden a menores de entre tres y seis años de edad, alumnos de guarderías y jardines de niños.

Mencionó que la enfermedad se transmite a través de fluidos corporales como secreciones de nariz y garganta, líquidos de ampollas, saliva o heces, el periodo más contagioso es en los primeros cinco días después de su detección.

Entre los síntomas aparecen pequeñas ampollas en la palma de las manos o pies, llagas pequeñas en la boca similares a las de varicela, además de fiebre durante tres días, dolor de cabeza, garganta y malestar abdominal.

No existe un tratamiento específico para la infección, pero se recomienda ir a la unidad médica más cercana para que el paciente reciba medicamentos que alivien el malestar”.

Algunas recomendaciones son que el paciente tome suficiente líquido, evite comidas picantes o que requieran masticar mucho.

Mencionó que la recuperación completa tarda aproximadamente siete días, de ahí la importancia para que fortalezcan actividades de limpieza en el hogar, y en caso de presentar los primeros síntomas llevar al niño o niña al médico.