Silicon Valley se moviliza contra las medidas migratorias de Trump

Visto 317 veces

La última medida migratoria ha acabado con el silencio con el que el polo tecnológico del mundo había recibido al presidente Trump. El pasado viernes Mark Zuckerberg rompió el hielo con un extenso mensaje en su muro en contra de su negativa a aceptar a inmigrantes de Irak, Irán, Sudán, Somalia, Siria, Yemen y Libia, aunque cuenten con permiso de residencia o visado en curso. Durante el fin de semana se han unido algunos gigantes tecnológicos.

Airbnb ha procurado ser consecuente con su lema, hacer que cualquiera se sienta como un local en una nueva ciudad, y también se ha pronunciado. Brian Chesky, cofundador y consejero delegado, ha mostrado su solidaridad con palabras, a través de un tuit: “Abrir las puertas nos ha unidos a todos. Cerrarlas divide a los Estados Unidos. Vamos a encontrar una forma de conectarnos, no de separarnos”, y también con una medida, ofrecer alojamiento a aquellos residentes de Estados Unidos que, tras pasar por sus países de origen, ahora no pueden hacer el viaje de vuelta. “Tenemos tres millones de casas a su disposición. Algo podemos hacer”, añadió en su perfil de Facebook.

El consejero delegado de Google, Sundar Pichai, de origen indio, envió una circular a sus empleados el viernes. En la carta pedía a aquellos trabajadores de los países afectados por la medida del presidente que se encuentren en el exterior vuelvan de inmediato a Estados Unidos. “Nos duele el daño personal que esta orden ejecutiva tiene en nuestros colegas. Siempre hemos hecho pública nuestra visión de la inmigración y vamos a seguir así, tan Washington y en todo el mundo”. Se calcula que los afectados podrían llegar a 200.