RESEÑA POLÍTICA: Los despidos y la improductividad de algunas delegaciones federales

0
Visto 3 veces

Juan R. de la Sota

Los despidos y la improductividad de algunas delegaciones federales

Algunas delegaciones del Gobierno Federal instaladas en Tamaulipas, están convertidas en “elefantes blancos”, sin rumbo, sin dirección y con raquítico trabajo que no se refleja en beneficio de los tamaulipecos, por lo que urge se activen, pues ésta entidad enfrentan problemas de su competencia que están obligadas a resolver.

Las mencionadas instituciones federales no trascienden en la sociedad, pues son espacios que gestionan mínimos apoyos a la población y se han convertido en refugio de delegados longevos, improductivos, enojones, flojos y que dedican mayor tiempo a actividades políticas en beneficio personal y de sus respectivos partidos políticos.

Por ello, es acertada la  medida de fusionar algunas delegaciones y de ser necesario que otras desaparezcan, realizando el correspondiente pago al personal que decida su retiro voluntario o liquidación conforme a la ley, con el fin de ahorrar dinero del presupuesto que se destinaría a obras y apoyos sociales.

Los delegados que se fueron y están por irse, decepcionaron a la sociedad tamaulipeca,      porque durante su periodo de responsabilidad sólo vacacionaron, incluso algunos  estorbaron, como el caso del ex titular de la Sagarpa, Eduardo Mancilla Gómez y otros que dedicaron mucho tiempo y espacio a la grilla política para sus partidos. 

Urge la necesidad de darles un nuevo rostro a las citadas instituciones, iniciando con brindar buen trato a la ciudadanía, elaborar proyectos en forma conjunta con la ciudadanía,, mejorar el servicio, ser productivos con resultados positivos, atender las demandas del pueblo, que sean unas dependencias que sirvan a la gente, para que se décumplimiento a la tan prometida transformación que tanto han cacaraqueado los funcionarios federales.

El Coordinador del Gobierno Federal en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal, (JR), tiene que propiciar ese cambio y transformación de las delegaciones federales, pues durante los años de funcionamiento poco le han servido a los tamaulipecos, porque son espacios utilizados para premiar a políticos vividores del presupuesto gubernamental, sobre todo a los fracasados electoralmente o amigos de altos funcionarios.

Las tiene que convertir en auténticas instituciones al servicio de la ciudadanía con un funcionamiento digno, amable, respetuoso y de resultados, pero para ello se deberá designar en estos cargos a personal preparado, con capacidad y experiencia, o sea los mejores hombres y mujeres y no otorgarlas como consuelo a políticos.

Gómez Leal, advirtió que unas 20 de las más de 50 delegaciones  federales que operan en Tamaulipas, serán eliminadas. La medida es buena, pero no debería incluir despido arbitrario de personal, sino buscar una reubicación del mismo que no se requiere o otorgando el retiro voluntario o liquidación a los trabajadores que así lo decidan.

Estimativamente el gobierno federal anterior destinó unos 37 millones de pesos para sueldos de los delegados federales y para pagar un sueldo de más de 104 mil pesos mensuales a cada uno, salario que obviamente no desquitaron.

Es correcto que el actual Gobierno Federal reduzca estos sueldos a los titulares de las delegaciones federales y si consideran que sí merecen este salario, se les debería exigir chamba y resultados, pues es un elevado monto como para que sólo vayan a dormitar a la oficina y no resolver los múltiples problemas que del ámbito federal existen en Tamaulipas.

Además, las autoridades federales deberían buscar construir edificios para que cuente con oficinas propias, pues es mucho el recurso económico público que se gasta por concepto de pago de renta.

Buena medida  sería recortar este tipo de gastos y destinar ese dinero en programas de beneficio social, destinándolo a la gente pobre, a favor de esas familias que no tienen ni tan siquiera para comprar un kilogramo de tortillas.

La CFE, SAGARPA,  IMSS, la CORET, SAGARPA, RAN, SCT, PROFECO, son delegaciones federales que se encuentran semiparalizadas, improductivas y quizás hasta abandonados, con escaso servicio al público y sin presupuesto, por lo que urge que el Gobierno Federal ponga a trabajar a todos los delegados y los dote del equipo necesario para que cumplan con su obligación y responsabilidad.

José Ramón Gómez Leal, aseguró que la cuarta transformación del país traerá consigo la supresión de la mitad de las 53  delegaciones del Gobierno Federal en Tamaulipas y esto no se ha realizado.

Pero además, advirtió y esto es lo difícil, que se aplicará la reducción de la burocracia, a lo cual alguna solución necesitan darle, pues no deben ser promotores del desempleo. También dejo en claro que llega el fin del derroche del dinero público en el uso de camionetas de lujo para funcionarios de confianza.

Dijo que ya no serán delegados, que   se proyecta  convertirlas en direcciones o jefaturas de oficina.

Gómez Leal  aseguró que se analizan las áreas  de oportunidad en cada una de las oficinas federales, en donde se está platicando con los delegados para determinar quiénes serán cambiados. Algunos titulares ya se fueron y otros siguen colaborando, pero  habrá cambios, dado que se trata de personal de confianza, comentó.

Manifestó que se realiza un análisis y estudio detallado  de la situación de cada una de las oficinas para determinar cuáles serán suprimidas.

Por ejemplo, la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra  (Corett) se podría fusionar con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).  La delegación de la  Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) con Liconsa y Diconsa.

Si el estudio que llevan a cabo las autoridades federales, determina que se necesita menos personal en determinadas dependencias, se reubicará al personal a donde se necesite o tendría que ser liquidados conforme a la ley.

Esto forma parte de los planes de austeridad del Gobierno Federal, pero deben cuidar en no incurrir en despidos masivos que perjudicaría la economía de cientos de familias tamaulipecas.

Ojalá cumplan con eso de que los funcionarios no usen vehículos oficiales de lujo para actividades personales  y familiares, pues existe el antecedente que los de anteriores gobiernos los usaban hasta para ir a vacacionar, trasladarse a comprar el mandado al super  e ir de viaje y de compras a los Estados Unidos.

El representante del Gobierno Federal, José Ramón Gómez Leal, deberá poner el ejemplo.

Es necesario que muy pronto se le aplique una oxigenada, sacudida y modernizada a las delegaciones federales, para que le sirvan a la gente y no para pagar favores o el otorgamiento de premios a longevos políticos.

Los tamaulipecos necesita con urgencia el apoyo del Gobierno Federal  para las actividades productivas y el combate a la pobreza, pero sobre todo en una mejora de salario, generación de empleos, la eficiencia en materia de seguridad pública y justicia, pues ya está cansada de promesas, proyectos y discursos que, a la fecha no han resuelto las necesidades de la sociedad.

El dato: Muchos  priistas morenistas han entrado en una fuerte disputa por las candidaturas las diputaciones locales. Los auténticos militantes de Morena se quedarán mirando como el chinito. El PRI buscará ganar espacios en el Congreso Local, con las siglas del Partido Morena.

Correo:jrdelasota@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here