RESEÑA POLÍTICA: Las promesas incumplidas

0
Visto 2 veces

Juan R. de la Sota

Andrés Manuel López Obrador y el Gobierno Federal a su cargo,   no han cumplido con su promesa de mejorar la  seguridad pública, de combatir la corrupción e impunidad,  de atacar la pobreza extrema, de disminuir la violencia, de reducir los precios de la gasolina, del gas y la electricidad, de ofrecer eficiente protección, paz y tranquilidad, sin embargo, esto a la fecha permanece en una ilusión y en una esperanza, en algo ficticio, porque no hay acciones ni resultados.

El tabasqueño López Obrador, titular del Poder Ejecutivo Federal, durante su campaña política-electoral, se comprometió a mejorar las condiciones de vida de los mexicanos  a través de diversas acciones,  principalmente  bajando el costo de las gasolinas y las tarifas de luz, pero además ofreció atacar la corrupción gubernamental, con lo cual no ha cumplido, por lo que los ciudadanos se vengarán en las elecciones del 2 de Junio aplicándole el voto de castigo al Partido  Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), por ser el instituto político gobernante.

El número de muertos por la gran violencia va en aumento, las acciones de vigilancia por parte de los cuerpos de seguridad pública federal, como lo son los saldados y la policía federal, cada día es menor en las calles,  son mínimos los delitos del fuero federal que se investigan y castigan, el número de desaparecidos va  a la alza, las extorsiones son mucho más y se observa a un Gobierno Federal complaciente, tolerante, agazapado, temeroso, débil y con mínimo interés de devolverle la paz y tranquilidad a los mexicanos, como lo prometió el ahora Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el marco de su campaña política-electoral.

Los mexicanos están sufriendo, siguen hostigados y  acosados por la violencia porque no les han podido dar la protección que requieren y merecen, aumenta su decepción, enojo, hartazgo, su hambre y sed de justicia  por el incumplimiento de las autoridades federales. El pueblo tiene bastante razón, dado que no hay resultados del Gobierno Federal, el cual mantiene una política demagógica y falsa.

La gente comienza a rechazar  al Gobierno  de López Obrador, precisamente por las promesas incumplidas, porque habla y ofrece mucho y muy poco es lo que da. Un día el Presidente de la República dice una cosa, al otro dpía dice otra y finalmente no hace nada. Es necesario una firmeza y determinación gubernamental con acciones que4 resuelvan, primero las promesas y luego todas las demandas de las y los mexicanos.

Ya terminó su campaña política, la sociedad ya no quiere escuchar promesas de las autoridades federales, demanda acciones serias y responsables que solucione los problemas de inseguridad y las necesidades de las familias, de los trabajadores, empresarios, estudiantes, campesinos y de otros sectores sociales, los cuales se encuentra muy agraviados por la fuerte inseguridad pública imperante en la mayoría de los estados del país.

Algunos diputados panistas sintetizaron que el Gobierno a cargo de López Obrador, no ha cumplido: No bajó el gas, no disminuyó la gasolina ni bajó la electricidad, destacando que no hizo nada de lo que había propuesto. Aseguraron que en todo el país se elevó la inseguridad, al existior un registro de 9 mil mu4ertos en el primer semestre y además la economía está en su peor momento.

Aclararon que el PAN, no desea  que le vaya mal al país, “pero la gente está reaccionando  y eso nos está dando una ventaja competitiva en Tamaulipas y si esto se mantiene, no nos queda  duda que vamos  a arrasar en la elección y podríamos ganar 2 a 1 la elección frente a Morena”.

Ante ello, los panistas tamaulipecos confían en que lograrán la mayoría del Congreso de Tamaulipas.

Existe una denuncia  que involucra a la autoridad federal  por el reparto de las tarjetas bancarias en Tamaulipas, las cuales se estarían entregando  de manera discrecional por el  delegado federal José Ramón Gómez Leal, lo cual para algunos partidos políticos, esto es una violación a la Ley Electoral. Es decir, lo que tanto criticó López Obrador, lo está practicando su partido Morena, y que es no respetar la  veda electoral, al entregar recursos públicos durante las campañas políticas.

La  popularidad del mandatario nacional cada día va a la baja y reitero, esto se lo ha ganado, porque simple y sencillamente no le está cumpliendo sus promesas a los mexicanos, sobretodo de darle verdadera protección y tranquilidad al pueblo y de llevar a la cárcel a los corruptos.

Un ejemplo, de que todos los políticos son iguales, es el apoyo que a través de su equipo de colaboradores le está brindando a la ex líder del magisterio nacional Elba Esther Gordillo Morales y un gobierno honesto, transparente, como se asegura que es el de López Obrador, no debería tener relación con ex convictos que fueron acusados de robar el dinero de los maestros.

Cambiando de tema, las autoridades competentes deberían dar las facilidades para garantizar el ejercicio libre y seguro de la libertad de expresión, pues otro representante de un medio de comunicación  sufrió agresión por parte de una funcionaria.

La reportera de Radio, Cynthia Gallardo Guerrero, fue agredida por la representante  del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, (Morena)  Nelliy Torres Benítez.

La representante de Morena la tomó de la muñeca derecha reclamándole en el momento su acción, impidiéndole su trabajo periodístico, sin embargo el presidente del órgano Electoral, Héctor Fermín Cano Richa, se acobardó y no hizo nada para poner orden,  pese a la insistencia  de Torres Benítez, de agredir y despojar de su eyipo de trabajo a la periodista.

La agresiva representante de Morena, debería ser denunciada ante las autoridades competentes por agresión  y limitar las labores de los periodistas, pues está incurriendo en una acción irregular el impedir que se informe de las funciones públicas a la población.

Es necesario la unión de todas las organizaciones periodísticas para exigir el respeto a la libertad de expresión a este tipo de políticos, como la representante de Morena Torres Benítez, quien se comportó como una auténtica pandillera y asna estresada.

Si agredió a un representante de los medios de comunicación, qué no haría con los ciudadanos o con sus compañer5os de partido ue le exijan cumpla con sus funciones públicas dentro del marco del respeto y la legalidad.

Gente violenta no necesita el servicio público, de eso la gente ya está harta y lo mejor serpia ue los dirigentes de Morena, comisionen a la dama  Nelly a representarlos al monte, porque entre la gente no  puede estar ni se le debe dar cabida.

En otro asunto, las autoridades de Protección Civil  dl municipio de Altamira, deberían mantenerse en alertas para que cumplan en tiempo y forma con su responsabilidad, debido a que se observaron muy lentos  ante la existencia de un olor a gas  que afecto a los vecinos del norte de ese municipio y que les causó problemas de salud.

La población reportó un fuerte olor a gas que los afectó desde el fin de semana, causándoles náuseas y mareos, por lo que reportaron el problema a Protección Civil se presentaron hasta muchas horas después y no ha procedido a investigar estos hechos. Los vecinos desconocen de donde proviene ese olor a gas, el cual insistentemente los está afectando en su salud.  

La población afectada  pertenece a las colonias Los Pinos y Carrillo Puerto, además del Ejido Santa Amalia. Hace varios días que huele a gas,  se estuvo marcado a Protección Civil, pero no fueron hasta en la noche, dijo de manera molesta un vecino, quien reiteró que hasta el momento no ha tomado conocimiento de los hechos ni mucho menos ha procedido a investigar, con el fin fe provenir  que ese gas provoque la muerte de alguna persona.

El dato: El Partido Morena tiene el enemigo en casa y si no lo corre acabará como el PRI. Su dolor de cabeza es una dama y es la que hace la vida de cuadritos a los morenistas.

Correo:jrdelasita@hotmail.com


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here