RESEÑA POLÍTICA: La desestabilización de la Cuarta Transformación

0
Visto 9 veces

   Juan R. de la Sota

Al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se le está haciendo bolas el engrudo (fallas y errores en la Administración Pública Federal), al no existir capacidad política ni profesional para conducir correctamente al País.

Al mandatario nacional, lo anterior, le ha generado la renuncia de funcionarios que no simpatizan, rechazan su proceder y forma de trabajo,  caso más reciente la Carlos Urzúa, quien abandonó el barco gubernamental federal, despidiéndose de la titularidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, lanzando una serie de críticas y acusaciones en contra el Gobierno Federal, por no  simpatizar con decisiones de política pública sin sustento.

Es un  funcionario más del Gabinete Federal que tira la toalla,  por no estar de acuerdo con un gobierno de ocurrencias, como es el que preside el titular del Poder Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador.

Y seguramente más funcionarios determinarán no seguir trabajando en el Gobierno Obradorista, pues ya se dieron cuenta que la estrategia política y de trabajo del mandatario nacional, no es la correcta ni la acertada para resolver los grandes problemas que enfrenta el País, al contrario deja entrever que las acciones emprendidas  por el Primer Morenista del País, hundirán más en la pobreza, inseguridad, desempleo, injusticias, impunidad y la corrupción a México.

Las renuncios de altos funcionarios federales, es porque hasta ellos mismos se han decepcionado de la forma de gobernar  de Andrés Manuel López Obrador, al no cumplir con sus promesas de reducir los precios de las gasolinas, bajar las tarifas de luz, de apoyar con lo necesario a los campesinos, ganaderos,  pequeños propietarios, empresarios, obreros, amas de casa, a los profesores y a todos los trabajadores en general. 

En concreto, lo están abandonando, porque quiere gobernar al País a su antojo, con ocurrencias  y lo peor es que sus decisiones son equivocadas y conducen al desmoronamiento gubernamental que derivará mayores perjuicios para los mexicanos. 

Los funcionarios que dieron las gracias al Presidente por brindarles la oportunidad de ser sus colaboradores, quizás  para no desprestigiarse como profesionistas, se dieron cuenta que es un Gobierno que actúa con mentiras, irresponsabilidades,  incumplimientos y demagogia, porque a la fecha no ha resuelto ni tan siquiera las demandas prioritarias de los mexicanos.

Y por el contrario está provocando conflictos entre la clase trabajadora por los múltiples despidos en las delegaciones federales y las medidas abusivas y arbitrarias aplicadas en la Policía Federal, a cuyos elementos no les están respetando sus derechos laborales y  humanos.

Carlos Manuel Urzúa Macias, le renunció al Presidente, simplemente  por la imposición de funcionarios  y por muchas discrepancias en materia económica.

Urzúa, a través de su cuenta personal de twitter  y mediante oficio de 9 de julio de 2019, le expresó al Presidente López Obrador, su profundo agradecimiento por haberle dado  la oportunidad de servir a México durante este primer año de sus administración y que a partir de esa fecha deja el cargo de Secretario de Hacienda y Crédito Público.

Le informa al mandatario de la nación que discrepancias  en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta  administración se han tomado decisiones  de política pública  sin el suficiente sustento. 

”Estoy convencido  de que toda política económica  debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que ésta pueda tener y libre fe todo extremismo sea éste de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión  las convicciones anteriores no encontraron eco. “Me resultó  inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de intereses. Por los motivos anteriores, me veo orillado a renunciar a mi cargo”, expresó.

La renuncia de Carlos Urzúa, no le cayó bien al Presidente, se le presentó  sorpresiva y le creó molestia, pues no la esperaba, ya que le renunció uno de los políticos con quien tenía buena amistad y gran confianza. Qué tanto desorden habrá al interior del Gobierno de la República, para que se le haya ido uno de los funcionarios de mayor confianza, esto evidencia que las cosas no andan bien y lo cual crea incertidumbre entre los mexicanos.

Trascurrieron unos 60 o 70 minutos y lo sustituyó en el cargo,  Arturo Herrera, quien se venía desempeñando como Subsecretario de Hacienda. Lo designó rápidamente para evitar afectaciones económicas, pero ello provocó un leve encarecimiento del billete verde.

La transformación del País, no se hace a gritos y sombrerazos, con criterios personales, con una política individualista y no debería ser así, porque pone en riesgo la estabilidad económica de una nación.

Cambiando de tema, los elementos operativos de la Policía Federal vigilarán las carreteras de Tamaulipas, durante el periodo vacacional de verano, aseguró el Comisario de la corporación en el Estado, Manuel Rojas Calvo.

Pese a las protestas  que se llevan a cabo en el sur del país por el cambio a la Guardia Nacional, el jefe policiaco, reiteró que en Tamaulipas,  se sigue trabajando de manera normal y apegados a los principios que los rigen.  Las acciones de la PF son las de proteger y servir a la comunidad, aumentar los servicios, fortalecerlos y estar preparados  para tender puntualmente  lo que la sociedad requiera.

En otro asunto, es momento para que los partidos políticos con registro y sin registro se pongan a trabajar a favor de la población. Ya terminaron las campañas, ya los apoyaron con el voto para llevar a sus candidatos a los puestos de elección popular. 

Llegó la hora de que encabecen las causas populares, deben cambiar de actitud y postura, es decir no acudir a la sociedad, sólo cuando requieren del voto. Cuando no es periodo político electoral, deberían dedicar unas horas a gestionar la solución de los problemas de la gente. Los partidos, solo protestan cuando les recortan el financiamiento público, pero no, para defender los intereses de la sociedad.

El dato: Los campesinos, los ganaderos, los empresarios, los maestros, las amas de casa, las víctimas de los infractores de la ley, los comerciantes, los trabajadores en general, los impartidores de la justicia y los profesionistas, nada tienen que agradecerle al Presidente de la República y a su Cuarta Transformación, pues les sigue jugando el dedo en la boca y mintiendo. Entre más habla y actúa, más perjudica a las y los mexicanos.

Correo:jrdelasota@hotmail.com


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here