RESEÑA POLÍTICA: El reto de “Kiko” Elizondo y el PAN

Visto 171 veces

El dirigente estatal panista Francisco Elizondo Salazar, enfrenta el gran reto de mantener la mayoría de diputados del Partido Acción Nacional en el Congreso del Estado y para lograrlo tendrá que redoblar esfuerzos realizando un trabajo permanente y seleccionar a los mejores hombres y mujeres como candidatos que le generen votos y le aseguren el triunfo electoral.

“Kiko” Elizondo, presidente del CDE del PAN, debe tener muy claro que perder la gobernabilidad del Poder Legislativo Local, podría ocasionar algunos problemas al gobierno de los vientos de cambio que le dificultarían seguir atendiendo las necesidades de la sociedad tamaulipeca.

Y es que desafortunadamente los políticos de otros partidos, no legislan para favorecer los intereses de los ciudadanos, sino personales, de grupo y de partido, por lo que perder el PAN,  la mayoría en el Congreso del Estado, podría  provocar se obstaculice el trabajo que realiza el Gobierno Estatal, para garantizar eficiente seguridad pública.

Así como, se haga realidad brindar una educación, procuración e impartición de justicia de calidad y las obras que demanda la sociedad.

Además, para combatir la pobreza y marginación, impulsar la generación de empleos que se requieren, el desarrollo y la tranquilidad de los ciudadanos,  pero también se trabaría la firme determinación de combate a la corrupción e impunidad.

Los diputados de los partidos que no tienen  en su poder el gobierno estatal, no deben mantener una actitud socarrona y negativa, sino es necesario que trabajen de manera conjunta  y en un ambiente de coordinación y respeto con la autoridad estatal, sin interesar al partido que pertenezca, con el fin de aprobar toda aquellas acciones legislativas que contemplen beneficios para los distintos sectores sociales.

A ello, dichos legisladores deberían ajustarse, si su objetivo es trabajar en beneficio de los tamaulipecos.

Es de gran relevancia para el Gobierno Estatal, que al PAN,  en las próximas elecciones no le arrebaten o ganen el Congreso del Estado, pues  si lo pierde, estarían en riesgo de no ser autorizadas importantes  acciones legislativas que buscan ofrecer orden, seguridad,  paz, tranquilidad, desarrollo, respeto y que promueven el mejoramiento de las condiciones de vida de las familias y los ciudadanos en general.

Al líder del PAN, Francisco Elizondo y los integrantes del Comité Directivo Estatal de este instituto, se les agotó el tiempo, por lo que ya deberían, si no lo han hecho, comenzar a aterrizar los planes, proyectos y estrategias para ganar el voto del electorado, si es que están interesados en que su partido mantenga la mayoría de diputados en el Congreso del Estado.

El trabajo para ganar la confianza ciudadana, no se realiza desde la oficina, sino deberán ir a territorio, casa por casa de colonias, barrios, ejidos y zonas céntricas de todos los municipios, para ofertar a la ciudadanía el plan de trabajo de su partido.

También, si es que quieren asegurar votos, deberán seleccionar los candidatos a los distintos cargos de elección popular en forma conjunta con la ciudadanía, no sólo con los consejeros del parido, pues al contar con el aval de los electores,  las posibilidades son mayores de triunfar en las urnas.

El método de promesas para ganar el respaldo popular ya no es el adecuado, pues la gente ya despertó y sólo dará el voto a quien atienda sus demandas, por ello la necesidad de que Francisco Elizondo y el resto de los integrantes de la dirigencia de su partido, realicen trabajo de gestoría que resuelva las necesidades prioritarias de la población.

No deben esperar a que la gente los busque, tendrán que ir a las comunidades a conocer los problemas y gestionar su solución, tendrán que demostrar que el PAN tiene el interés de atender sus necesidades.

Si el Congreso del Estado lo ganan candidatos a diputados de otros partidos, el perjudicado será el pueblo, ya que, seguramente se opondrían y no aprobarían propuestas de reformas a diversas leyes de legisladores del PAN  y que ofrecerían  beneficios  a la sociedad. No las autorizarían, porque no fueron promovidas por sus institutos políticos y eso es revanchismo e ir en contra de los intereses de la comunidad.

“Kiko” Elizondo, sabe que en las próximas elecciones se registrará una difícil competencia política, pues algunos partidos han crecido en simpatizantes y militantes, por lo que para poder mantener la mayoría en el Congreso tendrá que sudar la camiseta todos los días.

Cambiando de tema, con el fin de  contar con policías bien preparados  para el buen desempeño de sus funciones,  veinte oficiales  de la Policía Estatal de Tamaulipas y de la Procuraduría General de Justicia del Estado, comenzaron  el pasado martes un programa de entrenamiento a cargo del representantes de 6 agencias  de seguridad de los Estados Unidos, para proveerles  de técnicas y herramientas que les ayuden en el combate al crimen organizado.

En este curso, convocado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, participan, además el Buró Federal de Investigaciones (FBI), la Patrulla Fronteriza (BP), el Departamento de Seguridad Pública de Texas, la Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo y la Policía de la Ciudad de McAllen.

El cónsul de Estados Unidos en Matamoros, Otto Van Maerssen, resaltó la colaboración que existe entre el Gobierno de Tamaulipas con las autoridades estadounidenses y el impulso para la realización de este tipo de eventos que benefician a la comunidad en ambos lados de la frontera.

Dijo que Estados Unidos y México, están trabajando activamente en conjunto para  proporcionar capacitación y apoyo para que todos los oficiales  de la policía puedan alcanzar estándares internacionales en su trabajo y lograr las certificaciones correspondientes.

“Alentamos las medidas tomadas por el Gobierno de Tamaulipas para reclutar con éxito candidatos calificados para su Policía Estatal  y para hacer crecer con toda su grandeza”,  comentó.

Los expertos de las agencias estadounidenses expondrán temas como procesamiento  de escenas del crimen, primeros auxilios, fraude de visas y pasaportes, cuidado bajo fuego y robo de vehículos.

El Dato: En este ambiente de cambios en el Gobierno Estatal, hay quienes aseguran que también  renunció a su cargo en la Subsecretaría del Transporte del Estado, el hijo del delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Tamaulipas,  William David Knigth Bonifacio. Sólo se sabe que el funcionario de la dependencia del Transporte sacó algunos objetos personales, los echó a una caja y se retiró de las oficinas, sin despedirse. Ni aguantó nada y prefirió seguir bajo la manutención de su papi.

Correo:jrdelasota@hotmail.com