RESEÑA POLÍTICA: El partido que ganará el Congreso

0
Visto 3 veces

 Juan R. de la Sota

En Tamaulipas se realizarán elecciones para  elegir y reelegir diputados del Congreso del Estado, por lo que el partido que aspire a tener el poder y control de la próxima Legislatura, deberá postular como candidatos a sus mejores hombres y mujeres, ya que será una de las competencias más participativas y difíciles.

El Partido Acción Nacional (PAN), trabaja para mantener en su poder la Cámara Local de Legisladores y los Partidos Morena y Revolucionario Institucional, ya realizan sus correspondientes actividades, el primero en aras de  lograr por primera vez gobernar el Congreso Local y el segundo para  recuperar esa posición que durante muchos años tuvo bajo su mando.

El domingo 2 de junio los habitantes de  los Estados de Aguas Calientes, Baja California, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo, acudirán a las urnas  para elegir diversos cargos. En Aguas Calientes se elegirán alcaldías, un gobernador y diputados, en Baja California, diputaciones; en Durango Alcaldías; en Quintana Roo, diputados y en Tamaulipas 36 diputados.

El voto lo otorgarán los electores al partido que realice un buen trabajo a favor de la ciudadanía, a aquellos que han resuelto les necesidades, demandas, peticiones, exigencias y problemas de todos los sectores sociales.

Pero, también votarán por los candidatos que durante años han estado cercanos a la gente, no sólo con discursos y sobadas de espalda, sino gestionando apoyos y resolviendo sus demandas.

A muchos políticos se les ha observado trabajando a favor de los tamaulipecos,  al aspirar a la candidatura a una diputación local, aunque desconocemos a qué partido habrán de abanderar, dado que  muchos son aficionados a brincar de un partido a otro.

Lo cierto es que los partidos de mayor clientela electoral como lo son el PRI, PAN y Morena, no tienen una competencia política-electoral cómoda y si quieren ganar la mayoría en el Congreso de Tamaulipas, tendrá que trabajar mucho y sobre todo presentar candidatos populares, porque políticos improvisados e impuestos los llevarían a la derrota electoral.

El Partido Acción Nacional mantendrá el poder y control del Congreso del Estado, ya que cuenta con más elementos para lograrlo. El PRI no tiene posibilidades de recuperar la Legislatura Local, por seguir siendo un partido de puros amigos que se rolan los cargos de elección popular. El Partido Morena, no logrará su objetivo de ser mayoría y tener el poder y control del Congreso tamaulipeco, porque es un partido sin estructura, dividido, sin militancia y en donde los puestos se les disputan con insultos y golpes.

En Morena, deberían estar conscientes y tener muy claro que son otros tiempos y es otro juego electoral y que la competencia política no la tienen fácil, y mayor problema tienen si incurren en               dedazos o imposiciones de candidatos, como lo han venido haciendo.

El partido político que ha venido trabajando a favor de la sociedad es que el obtendrá los votos y ganará la mayoría de las diputaciones locales en las elecciones del 2 de junio.

En lo referente a algunos legisladores que han expresado sus aspiraciones de reelegirse, están en su derecho, pero ciertamente no se les ha visto un buen trabajo, como para merecer que otros años más representen a los tamaulipecos en el Congreso del Estado.

Deberían dar la oportunidad a políticos que sí vayan a defender los derechos de la clase trabajadora a la máxima tribuna del Congreso Local, a exigir la solución de los problemas de la gente, elaborar y aprobar leyes que sí atiendan las necesidades de las familias, no sólo ir a sentarse y aprobar asuntos que no dejan beneficios a la población en general.

Cambiando de tema, muy pronto se registrará la huída de industrias maquiladoras del municipio de Matamoros, ante las exigencias de incrementos salariales y otros apoyos económicos     demandados por la clase trabajadora, lo cual representa un duro golpe a la economía de esa localidad, dado que se presentará alto índice de desempleo y falta de circulante.

Seguramente las empresas maquiladoras  buscarán en otras ciudades mejores condiciones para operar y esto  ocasionará la falta de fuentes laborales  que ocasionará la falta de dinero  en esa zona fronteriza.

Los empresarios aceptaron pagar el aumento de salario exigido y el bono de 32 mil pesos, pero como saben que esos empleados representan un riesgo para la estabilidad laboral, determinarán despedirlos y liquidarlos de acuerdo a la ley, pero además retirarse de la entidad.

De  ser Matamoros una de las ciudades estratégicas  con mano de obra confiable, estabilidad laboral y teniendo los mejores contratos colectivos de México, en tan solo un par de semanas  pasó a ser la ciudad más cara del país en cuanto a mano de obra y con poca confiabilidad para la estabilidad laboral, afirmó  el presidente de la Cámara de Comercio, Abel Morón Guzmán.

Probablemente  las maquiladoras se irán de la ciudad en busca de condiciones más estables, lo cual provocará falta de circulante en la zona.

Ya  no existe en Matamoros ninguna garantía de competitividad laboral, los sueldos duplican a los del interior del país y además será latente que el próximo año  vuelvan a hacer lo mismo, es decir, la  competitividad y la paz laboral quedó dañada irremediablemente, comentó.

Es necesaria la intervención de las autoridades de los tres niveles de gobierno, con el fin de evitar la salida de esas industrias maquiladoras y así lograr mantener en la entidad esas fuentes de empleo que generaban buenos índices de circulante.

En otro asunto, el Gobierno Federal debe presentar las denuncias correspondientes contra quien o quinees resulten responsables de la corrupción detectada hacia el interior de Petróleos Mexicanos, caiga quien caiga, pues la ley debe aplicarse parejo, a ricos y pobres, porque de otra manera no podrá combatir la impunidad y menos que políticos abusivos se sigan enriqueciendo con los bienes de la Nación.

Los principales que deberían enfrentar demandas, son los líderes sindicales y funcionarios de PEMEX, porque sí hay responsables del robo de gasolina y en esto hay evidencias que muchos de ellos están involucrados.

El Gobierno federal no sólo está obligado atacar el delito, sino castigar con la ley en la mano a los responsables, sea quien sea.

El dato: En la designación de candidatos habrá muchas sorpresas, pues los políticos traidores practicarán el “chapulineo”, brincando de un partido a otro, con tal de asegurar una candidatura y una diputación en el Congreso del  Estado. No les interesará perder años de militancia, pues ellos buscarán poder y dinero.

 Correo:jrdelasota@hotmail.com


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here