RESEÑA POLÍTICA: El cambio en el IMSS y los enemigos de los tamaulipecos

0
Visto 12 veces

Juan R. de la Sota 

El senador tamaulipeco, Américo Villarreal Anaya, se ha mantenido como un títere del Gobierno Federal y su Cuarta Transformación, es un representante popular que no defiende los intereses  de los tamaulipecos, que justifica, tapa y avala las negativas disposiciones federales, como la desaparición del Seguro Popular que, deja sin el servicio de salud a mucha gente pobre y enferma, su acción ante contra los derechos humanos y la vida de la población.

Villarreal Anaya, es “chapulín” de la política, pues brinca al partido que se somete a sus intereses, defrauda a su padre, al ex gobernador Américo Villarreal Guerra, quien sí se preocupaba por practicar la política para servirle a la sociedad solucionándoles sus necesidades, no como su hijo que ha tenido un comportamiento de vividor mediante la mentira, falsedad, la arrogancia y la flojera, porque a la fecha nada  ha hecho por evitar que la Federación le recorte al Presupuesto a Tamaulipas y lo acuse venganzas por parte de mercenarios de la política.

Está claro que los mayores enemigos de los tamaulipecos son; Américo Villarreal Anaya y José Ramón Gómez Leal (JR) y uno que otro diputado federal forastero que han venido a Tamaulipas, a ladrar para desestabilizar, pero lo  reprobable es que lo hacen con mentiras, agravios, falsedades, olvidando que su función es coadyuvar para satisfacer las necesidades de un pueblo tamaulipeco urgido de respaldo federal para combatir la grave inseguridad, criminalidad, problemas de educación, salud, empleo y de pobreza.

El insípido, arrogante, insensible y flojo senadorcillo Villarreal  Anaya, el cual es más priista que ningún otro militante del PRI, tiene abandonados  a los tamaulipecos, los ignora, les saca la vuelta y los ha defraudado, pues no hay una gestión de este representante popular que tenga que agradecerle la gente, al contrario sí mucho que reclamarle, ya que nada hizo por impedir la desaparición del Seguir Popular o en su caso exigir no se suspenda el servicio médico gratuito y medicamento.

El citado senador sólo se le ve en los medios de comunicación, le preparan conferencias de prensa, pero deberían recomendarle no las convoque ni acepte entrevistas, debido a que sólo habla para decir puras estupideces y mentiras. 

Dijo que las carencias en salud datan de varios años y eso qué: Debe saber  que el pueblo lo eligió para que las resuelva, no para que las enumere y esté responsabilizando a pasados gobiernos de ser culpables que existan. A la fácil, es por culpa de anteriores gobiernos, ya con esto cree  que resuelve el problema, La gente votó por el cambio y el cambio que, según es la Cuarta Transformación está fallando y haciendo más pobre a las familias por culpa de representantes populares como el mencionado.

Y así don Américo Villareal, le ha entrado la calentura de ser candidato a la Gubernatura del Estado, aspiraciones a las que tiene derecho, más no merecidas ni respaldadas por la ciudadanía y mucho menos por quienes representa, porque no les ha gestionado ni un vaso de  agua.

Otro enemigo de los tamaulipecos, bueno para nada, lesivo, inútil y que únicamente les estorba a los ciudadanos, es José Ramón Gómez Leal “representante” del Gobierno Federal en Tamaulipas, otro que ha arreciado sus aspiraciones por ser candidato a la gubernatura del Estado. JR es otro chapulín de la política que ha utilizado el cargo para aplicar despidos masivos en las delegaciones federales, dejando sin comida y educación a miles de familia. 

Este “político” reynosense dedica tiempo y espacio a desestabilizar las delegaciones federales, a ingerir en las diversas compras, sobre todo de medicamento y material de curación en el IMSS, contratos de obras y otras acciones de estas dependencias, para favorecerse económicamente él y su “pandilla”

Gómez Leal, hasta se ha metido en cuestiones sindicales, por lo que los dirigentes de los sindicatos de las diversas dependencias federales debería cumplir con su compromiso de defender los intereses de los trabajadores, no sujetarse a amenazas, caprichos y advertencias de este mal servidor público que, lo único que busca es jugarle el dedo en la boca a la gente para hacer realidad sus mencionadas aspiraciones.

De Américo y José Ramón, no se hace uno, son inútiles y ambiciosos. “La perra que traga huevos ni quemándole el hocico”, así que estos politiquillos banqueteros, siempre mantendrán este comportamiento, por lo que no merecen ser gobernadores ni de un club.

Cambiando de  tema, hubo cambio en la delegación del IMSS en Tamaulipas.. La nueva delegada del Instituto Mexicano del Seguro Social en Tamaulipas, será Velia Patricia Silva Delfín, quien sustituye  a Fernando López Gómez, el cual en varias ocasiones fue acusado de corrupto.

Silvia Delfín,  ganó el concurso de oposición para la titularidad de órganos de unidad operativa desconcentrada  referidas como delegaciones. El ahora ex delegado López Gómez, duró 11 meses en el puesto, en los que se le cuestionó por presuntos actos  de corrupción, todo bajo la complacencia del delegado federal en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal.

En otro asunto, el tampiqueño José de Jesús Ramos Charre, podría ser el próximo presidente del Instituto Electoral de Tamaulipas,  luego que la Comisión de Vinculación de Organismos Públicos Electorales del INE aprobó su postulación.

Sin embargo, serpa hasta el 23 de enero próximo cuando su nombramiento sea sometido a votación del Consejo General del INE.

El dato: La falta del Seguro Popular ya enfermó a miles de ciudadanos, principalmente a los pobres. Todo esto agradézcanselo al actual Gobierno Federal y otras  acciones dementes y lesivas.

Correo:jrdelasota@hotmail.com


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here