RESEÑA POLÍTICA

0
Visto 5 veces

Juan R. de la Sota

Las deficiencias y protestas en las clínicas del ISSSTE

El gobierno federal debe ya ponerse a trabajar para apoyar en mejorar los servicios médicos y hospitalarios del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales  de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pues no garantiza eficiente servicio s a sus derechohabientes, ya que existe desabasto de medicamento y no cuenta con el suficiente personal médico y administrativo para atender a la clase trabajadora.

A la Federación, no se le ve por ningún lado, que a la fecha, le interese mejorar los servicios para proteger la salud de los tamaulipecos, debido a que las clínicas del ISSSTE, se encuentra con instalaciones deterioradas, con equipo añejo e inservible, sin medicinas, con persona ineficiente y déspota, sin especialistas y sin ambulancias, por lo que es necesario se le invierta a este instituto para garantizar un buen servicio a los usuarios.

Desde hace varios años el desorden, la indisciplina, le ineptitud, la irresponsabilidad, la negligencia, la desatención y otras irregularidades como mal trato a los derechohabientes y pésimo servicio siguen vigentes en las clínicas del ISSSTE de  Tamaulipas y no ha habido delegado que las elimine y mejore l atención a los derechohabientes.

Y no mejoran los servicios porque desafortunadamente envían como  delegados a políticos que buscan asegurar un buen sueldo, de esos políticos mantenidos del Gobierno que sobreviven de la política y que ni un comino les interesa si cumplen con su obligación de curar a los enfermos y mejoran la infraestructura hospitalaria para brindar una atención digna y limpia.

Los empleados de las clínicas del ISSSTE siempre trabajan bajo protesta, en una ocasión porque les redujeron el sueldo, otra por cambios de horario, también por cuestiones sindicales, así como además porque los ponen a chambear, en ningún momento están contentos, lo que provoca deficiente servicio a los derechohabientes, los cuales merecen un trato responsable, digno y eficiente,  ya que pagan sus cuotas para que los curen sus enfermedades.

Poco se ve a los altos mandos de la delegación del ISSSTE, realizando trabajo de campo, es decir supervisando el funcionamiento de las clínicas, que es el espacio principal del Instituto, debido a que es donde deberían tener la certeza que hay orden, disciplina, personal capacitado y eficiente servicio que garantice el combate de las enfermedades de los derechohabientes.

Las autoridades gubernamentales federales nada han hecho por apoyar al ISSSTE y mientras no lo hagan, las clínicas hospitalarias y de servicios seguirán operando como auténticos cochineros con personal rebelde e ineficiente.

En varias clínicas se han realizado acciones de protesta por parte de los trabajadores y no ha habido directivo que dialogue, consense y  acuerde con ellos para  que dediquen su tiempo a trabajar con eficiencia y responsabilidad, así como hacerles ver que primero está salud de los derechohabientes que , intereses personales y de grupo.

Un ejemplo de rebeldía, son los trabajadores de la clínica del municipio de El Mante, quienes acusan al subdelegado de incurrir en actos de corrupción, sin embargo, no se deben distraer de su función y obligación en estos asuntos, porque que se salen de su área de trabajo y abandonan su responsabilidad, tan fácil es que se nombre una comitiva y procedan a presentar la denuncia formal ante las autoridades correspondientes.

El personal de la clínica hospital número 24 del ISSSTE en l municipio de El Mante, Tamaulipas, trabajan bajo protesta. Denuncian las arbitrariedades que vine cometiendo  el Subdelegado de Administración, Omar García Carrera, a quien acusan de traficar plazas a favor de familiares.

Los inconformes  afirmaron que una hermana de Omar García, fue beneficiada con una plaza sin tener perfil y afectando los derechos de los trabajadores. Reclaman que se reintegre a dicha clínica las plazas 47753, de apoyo administrativo en “salud A8”. También la plaza 47763, de apoyo administrativo en “Salud A5”., entre otras.

Los trabajadores demandan la investigación sobre el paradero de esas plazas y que se regresen y además exigen que todos los interinatos se otorguen apegados a la legalidad.

El grupo de empleados comenzaron a elevar sus protestas, instalando mantas, en donde exponen sus inconformidades y exigencias y amenazaron con realizar paros escalonados, en caso de no ser escuchados en sus reclamos.

Las autoridades de la delegación del Instituto, deberían intervenir en escuchar y dar solución a las demandas de los trabajadores, porque si no lo hacen serían los responsables de que los derechohabientes en El Mante, se queden sin el servicio médico, lo que pondría en riesgo la salud de muchas personas.

El dato: El licenciadillo Ricardo Gómez Piña, se autonombra asesor de un grupo de Diputados en el Congreso del Estado de Tamaulipas y será que por su ociosidad, irresponsabilidad, ignorancia  e incapacidad, muchos de los legisladores a los que supuestamente les sirve no presentan iniciativas de ley ni tienen elementos para debatir. A este abogadillo lo traidor no se le quitará ni con una barrida en la denominada Petaca, porque trae la P de PRI en la frente. Alguien debería darse cuenta que tienen al enemigo en casa.

 Correo:jrdelasota@hotmil.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here