Representantes políticos de EU consideran peligroso para México prohibir outsourcing

Visto 279 veces

El representante del Partido Republicano, Larry Rubin, señaló que este esquema laboral es una herramienta vital para las empresas

Los representantes de los partidos Demócrata y Republicano de Estados Unidos en México consideraron “peligroso” que el gobierno prohíba la subcontratación ya que esto podría atentar contra la inversión extranjera.

Gricha Raether, representante del Partido Demócrata, descartó que el presidente electo Joe Biden tenga intención de interponerse en las decisiones autónomas de un país, en este caso de México, siempre que se respeten los lineamientos establecidos en materia laboral en el T-MEC y no se atente contra los intereses particulares de las empresas estadounidenses establecidas en territorio nacional.

“En el momento en que se trasgredan los derechos de las empresas y que alguna forman las afecten directamente violentando este tratado de libre comercio que tenemos de no mutua agresión de las representaciones de las empresas y los intereses privados en ambos países, ahí sí sin duda podría haber algún tipo de intervención”, declaró.

Durante una mesa organizada por la Concamin, el representante del Partido Demócrata aseveró que es malo para cualquier país, no solo para México, si el outsourcing se “demoniza” y se prohíbe.

El representante del Partido Republicano, Larry Rubin, coincidió que prohibir el esquema de subcontratación es algo “muy peligroso”.

Señaló que este esquema laboral es una herramienta vital para las empresas, lo que le da certeza a la inversión y a la creación de empleos.

“Atentar contra la creación de empleos es peligroso no solo para México, en cualquier parte del mundo”, señaló.

El representante político hizo votos porque la reforma en la materia que se discute en el Congreso sea “amigable” a la inversión porque, dijo, lo último que necesita México es que el capital privado cuestione su permanencia en el país.

“Nos tiene preocupados la legislación que México va a proveer y puede ser un detente a la inversión extranjera. Es necesario que la legislación sea propositiva para empresarios e inversión”, concluyó.