Rajoy y Rivera se atascan en sus reformas para luchar contra la corrupción

Visto 322 veces

El PP y Ciudadanos cerrarán esta semana los tres primeros meses de la legislatura sin cumplir su compromiso de tramitar todas las medidas en favor de la regeneración y en contra la corrupción que acordaron para el primer trimestre de la presidencia de Mariano Rajoy. Pese a lo previsto en su pacto, en ese tiempo no se han limitado los mandatos presidenciales; ni se ha acabado con los aforamientos; ni se ha creado una comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP. El partido del Gobierno ha expresado dudas sobre el alcance legal de las dos primeras medidas y trabaja contra reloj en una fórmula para evitar que la limitación de mandatos impida a Rajoy optar a la reelección.

Separar a cualquier cargo nacional imputado. Negociar una nueva ley electoral. Impedir los indultos a condenados por corrupción política. Limitar los mandatos presidenciales. Eliminar los aforamientos. Crear una comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP. En agosto de 2016, el PP aceptó esos seis requisitos de Ciudadanos para negociar un pacto de investidura. Cuando los dos partidos firmaron el documento, añadieron una cláusula temporal: “Estas condiciones se deberán tramitar durante los tres primeros meses de la XII legislatura, a contar desde la fecha de investidura”. Sin embargo, esta semana se cumplirá ese plazo (enero no fue mes hábil) sin que haya habido avances significativos en la ejecución de las tres últimas medidas, que los representantes de Ciudadanos definieron como parte de un “perímetro de seguridad” para que el partido no fuera “contaminado” por los casos de corrupción que afectan al partido del gobierno.