¿Por qué la Corte anuló la condena de Bill Cosby por abuso sexual?

Visto 126 veces

La condena por agresión sexual de Bill Cosby fue anulada el miércoles por el más alto tribunal de Pensilvania en un fallo que rápidamente liberó al actor de prisión más de tres años después de que fuera declarado culpable de drogar y abusar de la empleada de la Universidad Temple Andrea Constand en la mansión del actor en un suburbio de Filadelfia.

Cosby, de 83 años, fue la primera celebridad declarada culpable en la era del #MeToo y su condena era considerada crucial para el movimiento que responsabilizaba a hombres poderosos de delitos de violencia sexual.

A continuación una revisión al caso contra Cosby y la decisión de la corte.

 

¿POR QUÉ SE ANULÓ SU CONDENA EN EL TRIBUNAL?

 

El fallo no unánime de la corte encontró que Cosby fue enjuiciado injustamente porque un fiscal de distrito anterior había prometido al comediante, conocido alguna vez como “el papá de Estados Unidos”, que no se le presentarían cargos penales por las acusaciones de Constand. Cosby fue acusado por otro fiscal que afirmaba que no estaba supeditado a ese acuerdo.

La corte concluyó que ese no es el caso. Los jueces señalaron que Cosby confió en esa promesa cuando accedió a testificar sin incriminarse en una demanda civil presentada por Constand en su contra.

La corte señaló que el fiscal que posteriormente presentó los cargos estaba obligado a atenerse al acuerdo de no acusación, por lo que la condena no podía mantenerse. Los jueces escribieron que “negar al acusado el beneficio de esa decisión es una afrenta a la justicia fundamental, particularmente cuando resulta en una acusación penal que fue predeterminada por más de una década”.

¿CUÁL ES EL ACUERDO DE NO ACUSACIÓN?

 

La promesa de no enjuiciar a Cosby fue hecha en 2005 por Bruce Castor, quien era entonces el más alto fiscal del condado de Montgomery. Castor también era parte del equipo legal que defendió al expresidente Donald Trump durante su histórico segundo juicio político por la insurrección del 6 de enero en el Capitolio federal a manos de sus simpatizantes.

Durante una audiencia en la corte semanas después del arresto de Cosby, en 2015, Castor testificó que le prometió a Cosby que no sería enjuiciado con la esperanza de que esto persuadiera al actor a testificar en la demanda civil presentada por Constand y que esto le permitiera a ella ganar una indemnización. Castor reconoció que el único sitio donde se puso por escrito el acuerdo fue en el comunicado de prensa de 2005 que anunciaba su decisión de no proseguir con el caso, pero dijo que su decisión estaba ideada para proteger a Cosby de ser enjuiciado “todo el tiempo”.

Su sucesor señaló durante los argumentos de apelación, que Castor dijo en el comunicado de prensa que podría revisar su decisión en el futuro.

Castor había dicho que el caso de Constand sería difícil de probar en la corte porque esperó un año para denunciar y se mantuvo en contacto con Cosby.

El primer jurado que escuchó el caso podría haber estado de acuerdo con él pues no pudieron llegar a un veredicto en 2017. Pero un segundo jurado creado después de que explotara el movimiento #MeToo lo declaró culpable en su segundo juicio de 2018. Constand llegó a un acuerdo por su demanda civil contra Cosby por más de 3 millones de dólares.

El sucesor de Castor, el fiscal de distrito Kevin Steele, presentó cargos contra Cosby en 2015 después de que un juez federal que actuó por solicitud de The Associated Press, desclasificó documentos de la demanda civil de Constand de 2005 contra Cosby, que revelaban su testimonio dañino sobre encuentros sexuales con Constand y otras mujeres. Castor ha dicho que Cosby “habría tenido que estar loco para decir esas cosas si hubiera cualquier posibilidad de ser enjuiciado”.