POBRE DEPORTE BASE

Visto 135 veces

Sin la menor duda al tema, explico, que el deporte base en general en sus inicios es elemental conocerle bien para trabajar con los reclutas y evitar el engaño al padre de familia que ignorante e inocente acude con el niño para que le formen a su hijo con esa generosa válvula de escape.   

Ignorantes y sedientos de salir de sus anonimatos socio- deportivos se atrevan a meterse por inquietud a ser “guías” de una formación errada provocando con ello un atleta a futuro sin las bases esenciales para desarrollar su deporte preferido. Muchos casos existen.

No temo en recalcar que Matamoros y Brownsville tienen una severa crisis en este tema entre otras que dañan mucho, como el arbitraje. Rubro en el deporte muy fundamental, pero tiene diversos descuidos y distracciones que analizar.

Girando otra vez a nuestro tema principal de esta ocasión, el padre de familia debe preocuparse que su hijo no resulte dañado a futuro por dejarse llevar, primeros por “recomendaciones” por mitos , fantasías y sueños en la figura de su hijo en los escenarios deportivos pues entonces no vera nunca las bases atléticas para un desarrollo armónico y gradual en el deporte que elija por decisión del padre principalmente que bajo emociones acude buscando colores de su preferencia sin importarle el daño futuro de su hijo.

Y se da mucho esto en el futbol base al menos en ambas ciudades (Brownsville y matamoros) donde se registra un engaño vil al padre de familia.

Este inicia con dos clases de inquietos y merolicos entrenadores. El típico “juantachamacos” y mas reciente en estos últimos 5 años, “el yutubero”.

La primera trabaja presuroso por tener a los mejores niños de la región que invita y así de la misma forma pone a los padres a “piratear” en los demás clubes (últimamente los llaman “visores”. ¡¡Por favor!!) para juntar jugadores avanzados y los que apenas en este sendero inician son despreciados.

 El segundo, se enfunda en una experiencia pobre y chantajista de haber sido jugador “profesional” de tercera división en esta zona y son fáciles de detectarlos pues sus posturas físicas son de arrogantes fantoches y exigen a los niños competencias con formatos de adulto. Ni siquiera a ellos se les vio lo que ahora demandan.

Y como dato notorio viven atrapados sacando ejercicios y palabras de youtube para aplicar, esto, si saber sin son en beneficio del instruido. Cero preparaciones.

Para estos entusiastas y mercaderes entrenadores sin preparación alguna del futbol base, los padres con fantasías y soñadores de los mesis y los ronaldos, son presas fáciles de devorar y caer en la trampa “formativa”.

Lo más imperdonable de algunos entrenadores mercaderes y merolicos es el abuso y cinismo de venderles sueños europeos sin haber conocido ni siquiera su país, ni siquiera saber las exigencias de unas fuerzas básicas para que sepan que allá les van exigir el doble, por eso, los minutos en Europa son duplicados en México en sus experiencias a tomar en cuenta. Pobres padre que estafados terminan con tantos esfuerzos de por medio para pagar esos más de 5 mil dólares por niño y persona aparte.

El daño al final al posible atleta en los inicios en el futbol es irreparable, y por la falta de una base de trabajo en sus inicios, claro.

Tras pasar su juventud cuando enfrentan su realidad deportiva se dan cuenta que en ningún deporte pudo consumar sus sueños, y en silencio, perdonan al padre y la madre por no haber sido sensible de haberlo llevado a unas manos profesionales y no fantoches yutuberos henchidos de colores de la alguna filial profesional, institución donde nadie, pero nadie viene a trabajar con los infantes y jóvenes que orgullosamente se viste del algún club profesional llenos de vacíos formativos y además de lo técnico-táctico Hasta la próxima.