Peña Nieto no calma la calle y aumentan los saqueos por el alza de la gasolina

Visto 324 veces

El presidente dice comprender el “enojo” de los mexicanos por el aumento del combustible. 500 personas han sido detenidas por robo y vandalismo en el Estado de México y la capital

A pesar del tono comprensivo, la intervención del presidente Enrique Peña Nieto no ha calmado las protestas en contra del aumento al precio de la gasolina y este miércoles se multiplicaron los disturbios y bloqueos por todo el país.

En el Estado de México (Edomex) hubo al menos 500 detenidos por actos vandálicos en 13 municipios mientras que las tiendas del Centro Histórico de la capital, donde hubo 64 detenidos, cerraron antes de tiempo ante los rumores de nuevos saqueos. La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio  dio a conocer que 170 tiendas habían sido cerradas y 79 saqueadas, principalmente en Edomex. Precisamente en el populoso Ecatepec la policía tuvo que intervenir a tiro limpio en una tienda Elektra para impedir que los saqueadores siguieran llevándose colchones y televisiones con la excusa del alza en la gasolina.

 La ira colectiva se alimentaba del aumento de la gasolina pero a ello se suman la subida de la electricidad, el desabasto de combustible, la creciente inflación y la depreciación diaria del peso.

Por este motivo Peña Nieto apareció al mediodía del miércoles en la televisión para calmar las protestas ante la ola de malas noticias que golpean los bolsillos de los mexicanos desde el inicio de la Navidad.

La andanada de aumentos, principalmente de la gasolina que subirá hasta un 20%, ha dado paso a una incubadora de protestas que Peña Nieto quiso neutralizar con su sorpresiva aparición pública. Sin embargo, no hubo marcha atrás ni en la subida ni en las manifestaciones.

“Comprendo el enojo que esto provoca en la población” dijo Peña Nieto, “pero no hacerlo hubiera supuesto poner en riesgo la estabilidad económica del país” había justificado. “No es fácil tomar esta medida y apelo a su comprensión. El ajuste en los precios refleja el aumento en los precios internacionales de la gasolina. Es una medida responsable en un tema prioritario para mi gobierno: preservar la estabilidad económica del país” señaló el mandatario para quien “de no hacerlo, el costo sería mayor”.