Nuevo escándalo de espionaje sacude caso de trama rusa

0
Visto 1 veces

Estados Unidos sacó de Rusia en 2017 a un alto cargo ruso que había confirmado el papel directo del mandatario Vladimir Putin en la operación de injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales estadunidenses que dieron el triunfo a Donald Trump, informaron varios medios.

La fuente, que había estado proporcionando información durante décadas, tenía acceso a Putin y había enviado documentos de alto nivel del despacho del mandatario ruso, informó CNN.

Pero el espía fue sacado de Rusia, indicaron CNN y The New York Times la noche del lunes.

La cadena televisiva dijo que el espía fue sacado de Rusia en 2017 debido a la preocupación de que el presidente Donald Trump o su gabinete pudieran exponerlo ante un reiterado mal manejo de información clasificada.

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) refutó el informe. Su directora de relaciones públicas, Brittany Bramell dijo a CNN:

Especulaciones acerca de que el manejo por parte de nuestro presidente de información de inteligencia sensible, a la que tiene acceso todos los días, llevó a un operativo de extracción, son equivocadas”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo también a la televisora:

El reporte de CNN no es solo incorrecto, tiene el potencial de poner vidas en peligro”.

Según The New York Times, la CIA inicialmente ofreció la extracción de la fuente a finales de 2016 ante el temor de que pudiera ser expuesta en los medios, luego de que funcionarios estadunidenses de inteligencia revelaron los detalles de la profundidad de la interferencia rusa en las elecciones.

El informate, quien no fue identificado, se negó inicialmente alegando razones familiares, lo que disparó temores de que se había convertido en doble agente. Pero meses después cedió, agregó el periódico.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here