No quedó nada de mi hija: madre de víctima

Visto 117 veces

Soledad Jarquín le entregó a López Obrador 18 mil firmas para poner fin a la violencia contra las mujeres

Tras exigir un alto a los feminicidios, la periodista Soledad Jarquín exigió justicia al presidente López Obrador por el asesinato de su hija ocurrido el 2 de junio 2018 en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.

A nombre de las madres de víctimas de feminicidio e integrantes del colectivo #NosVanAVerJuntas, Jarquín Edgar presentó al Ejecutivo alrededor de 18 mil firmas recabadas a través de la plataforma Change.org para para poner fin a la violencia contra las mujeres.

“Le traigo una carta firmada por 18 mil mujeres de este país pidiéndole que ponga un alto al feminicidio. Yo soy la madre de María del Sol Cruz Jarquín, asesinada en Oaxaca el 2 de junio de 2018, fotoperiodista que fue asesinada en un contexto electoral en el que usted ganó, por cierto”.

María del Sol Cruz era jefa del departamento de Comunicación Indígena e Intercultural de la Secretaría de Asuntos Indígenas de Oaxaca, a cargo de Francisco Javier Montero López. Desde el 16 de abril de 2018, éste la comisionó “contra su voluntad y so pena de perder su empleo” a cubrir la campaña política de su hermano Hageo Montero López. Durante la cobertura fue asesinada junto con Pamela Itzamaray Terán y Adelfo Jiménez Guerra.

“Pedí a la Fiscalía General de la República que atrajeran el caso en su condición de fotoperiodista y en la situación en que fue asesinada. Armas de altísimo poder. Mi hija y cada una de las otras víctimas tienen más de 10 impactos en el cuerpo. No quedó nada de mi hija, ni un órgano vital salvable, nada”, denunció.

Recordó que se cumplen 30 meses del feminicidio de María del Sol Cruz y las investigaciones se encuentran detenidas.

“Tengo seis, seis carpetas de investigación. Todas han sido pasadas por la corrupción, la impunidad, la omisión del gobierno de Oaxaca, porque estoy peleando contra priistas”, relató la periodista.

Por la tarde, familiares de víctimas de feminicidios sostuvieron una reunión con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, donde acordaron establecer mesas de trabajo para que las fiscalías apuren los procesos relacionados con los casos de feminicidio.