Murió la cantante italiana Raffaella Carrà

Visto 780 veces

La cantante italiana Raffaella Carrà, quien logró fama gracias a temas como “Hay que venir del sur”, “En el amor todo es empezar”, “Caliente, caliente”, y destacó como presentadora en programas como “Carràmba! Che sorpresa!” y “Pronto… Raffaella?” murió este lunes a los 78 años.

Tras mantenerse en reserva la enfermedad que la aquejaba, Sergio Lapino, su ex pareja, dio la noticia:  “Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento resplandecerán siempre”.

Raffaella Maria Roberta Pelloni, su nombre real, nació el 18 de junio de 1943 en Bolonia, Roma. Destacó como cantante, compositora, bailarina, coreógrafa, presentadora de televisión y actriz italiana, reportaron las agencias Notistarz y AFP.

Su carrera en el entretenimiento empezó a temprana edad,  tras ser elegida para un pequeño papel en la película “Tormento del passato” (1952). A partir de ahí actuó en varias películas, como “Poncio Pilatos” (1962), “Cabalgando hacia la muerte” (1965), “La lunga notte del 43” (1963), “La chance et l’amour” (1964), entre otras.

En música alcanzó gran éxito, con producciones entre las que destacan “Raffaella”,

“Raffaella Carrà” “Raffaella… senza respiro”, “Forte, Forte, Forte”, “Fiesta”, “Hay que venir al sur”

“Canta en español”, “Curiosità” (1986), “Carramba che Rumba”, “Fiesta, I Grandi Successi”, “Raffica” y “Raffica II”.

Su talento en la conducción la llevó a ser parte de varias producciones televisivas como “Canzonissima”, “Pronto, Raffaella?”, “Raffaella Carrà Show”, “En casa con Raffaella”, “Carràmba! Che sorpresa!”, “40 minuti con Raffaella”, “Raffaella Carrà hoy” y “Gala: 60 años de TVE”.affaella Carrá falleció a los 78 años, informaron este lunes fuentes de prensa italianas.

Famosa por sus años de trabajo en la televisión pública RAI, Carrá, cuyo nombre verdadero era Raffaelloa Pelloni, era popular no solo en Italia sino también en España y América Latina, en particular Argentina, Chile, México y Perú.

Nacida en Bolonia (norte de Italia) en 1943, “La Carrá”, como solía ser llamada, empezó su carrera a los nueve años, tras lo cual se formó como bailarina.

“Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán por siempre”, escribió Sergio Iapino, su compañero sentimental, al anunciar su muerte, a causa de una enfermedad, a la agencia de prensa italiana Ansa.

En su juventud fue cortejada hasta por Frank Sinatra, con quien compartió el plató de la película Von Ryan’s Express.

Nunca tuvo hijos y por eso adoptó a varios niños a distancia en diferentes partes del mundo, desatando polémicas.

Entre sus éxitos más conocidos figuran “Tuca Tuca”, que llegó a ser censurado por el Vaticano, así como “Caliente, caliente”, “En el amor todo es empezar”.

La icónica figura italiana era célebre por su golpe de melena desnucada, un gesto que hacía bailando mientras cantaba el estribillo “A fare l’amore cominci tu”.

En 1975 conquistó España con su actuación en el programa “¡Señoras y señores!” y ese mismo año grabó un álbum recopilatorio en castellano.

Con la televisión española TVE presentó entre otros “La hora de Raffaella Carrà” conquistando el público y dando luego el salto a América Latina.

En la década de los 80 grabó cinco especiales bautizados como ‘Millemilioni’, coproducidos por las televisiones estatales de Italia, Rusia, Reino Unido, México y Argentina. Cada programa fue rodado en la capital de cada uno de los países implicados en el proyecto: Roma, Moscú, Londres, Ciudad de México y Buenos Aires con videos de sus canciones más exitosas.

En 2013 y 2014 participó como coach en el programa ‘La Voz’ en Italia y ese mismo año volvió a la música con el single ‘Replay’, cantado en inglés.

La polifacética artista, fue un símbolo de libertad en los años sesenta, setenta y ochenta por sus coreografías sensuales y su muerte ha desatado mensajes de tristeza en toda Italia.

“Se va la señora de la televisión italiana. Una mujer con un gran talento, pasión y humanidad, que nos ha acompañado toda la vida. Adiós Raffaella”, escribió el ministro de Cultura, Dario Franceschini.