MARS 2020 inicia su viaje hacia Marte: analizamos instrumentos de Perseverance

Visto 72 veces

Puntual, minutos antes de las 2 de la tarde, ha despegado el cohete que llevará a Marte el róver Perseverance de la NASA . Le espera un viaje   de casi siete meses hasta llegar el 18 de febrero a su destino, el cráter Jezero. Un gigantesco cráter de impacto que en un pasado remoto albergó un delta, y es esa presencia antigua de agua lo que lo convierte en un lugar atractivo para la una misión que, entre otros objetivos, buscará huellas de vida pasada en el planeta rojo. El estudio de Marte realizado por medio de misiones robóticas en órbita y en superficie en las últimas décadas ha mostrado que el planeta rojo fue una vez muy diferente al planeta que conocemos hoy, árido y frío. Las pruebas recopiladas apuntan a la existencia de condiciones húmedas presentes hace miles de millones de años que pudieron dar lugar al desarrollo de vida microbiana.

El róver Perseverance, que tiene el tamaño de un automóvil lleva siete instrumentos científicos a bordo. Entre ellos se encuentra MEDA, una estación medioambiental, en la que han colaborado investigadores del grupo de Ciencias Planetarias de la UPV-EHU y el instrumento SUPERCAM, una herramienta capaz de realizar análisis de química y mineralogía a distancia a partir de cinco tipos de análisis de las rocas y suelo de Marte. La placa de calibrado de las cinco técnicas analíticas ha sido desarrollada por un consorcio de universidades españolas en el que participan investigadores del grupo Ibea de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad Pública Vasca.  Esta placa de calibrado, en palabras de Juan Manuel Madariaga, responsable del grupo IBEA, es algo nunca visto hasta el momento, una placa de menos de 20 cm de diámetro, capaz de soportar condiciones de temperatura  y presión que ponen a prueba cualquier herramienta y de calibrar las mediciones de cinco técnicas analíticas distintas. La placa, por cierto, la ha fabricado en Elgoibar la empresa AVS.

Además en Planeta Aranzadi presentamos hoy la iniciativa Bihotz Berdeak, un proyecto para formar jóvenes naturalistas de 12 a 15 años.