“Mal humor social” se profundiza entre los mexicanos: Inegi

Visto 331 veces

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El mal humor social se profundizó en el último año en varios aspectos de la vida de los mexicanos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al dar a conocer los resultados del módulo de Bienestar Autorreportado (BIARE) con información a enero de 2017, el organismo de estadística reveló que por segundo año consecutivo la satisfacción de vida de los mexicanos se redujo.

En una escala de 0 a 10, el promedio de satisfacción con su vida entre la población adulta en el ámbito urbano se situó en 7.9 en enero de 2017, mientras que en el mismo mes de 2016 se ubicó en 8.0, promedio que a su vez venía retrocediendo respecto de enero de 2015, cuando marcó 8.2.

Según el Inegi, el concepto de bienestar subjetivo se refiere al reporte en primera persona de distintos aspectos de la experiencia de vida de la población.

Estos reportes, solicitados por el instituto a población de 18 años y más, comprenden tres aspectos: Satisfacción con la vida en general y con aspectos específicos de la misma, denominados dominios de satisfacción; fortaleza anímica y sentido de vida, es decir, su grado de acuerdo con enunciados referidos al concepto de eudemonía; y por último, el balance afectivo, que explora la prevalencia de estados anímicos positivos o negativos en un momento de referencia.

El panorama del mal humor social es el siguiente:

Cuando el Inegi se refiere a los aspectos específicos o dominios de satisfacción, la “seguridad ciudadana” presenta el nivel de satisfacción más bajo, con un promedio de 4.7 en enero de 2017, disminuyendo siete décimas respecto del mismo mes del año anterior.

Por su parte, “la satisfacción con el país” se ubica en 5.5, siendo el dominio que presenta el mayor retroceso (1.1 puntos) en comparación con el mismo mes de 2016, cuando registró una calificación de 6.6.

La “ciudad en la que se vive” es otro aspecto que retrocedió en el transcurso de los últimos 12 meses, de un promedio de satisfacción de 7.1 a 6.7.

Estos tres dominios de la vida pública registran su menor nivel desde enero de 2014.

De hecho, la brecha entre enero de 2016 y del 2017, siete aspectos específicos o dominios de satisfacción presentaron disminución (país, seguridad ciudadana, ciudad, perspectivas a futuro, tiempo libre, nivel de vida y relaciones personales), mientras que los cinco restantes se mantuvieron sin cambios (vivienda, vecindario, logros en la vida, actividad u ocupación y estado de salud).