La Volpe rompe el silencio ante presunta orden de aprehensión

Visto 46 veces

El director técnico Ricardo Antonio La Volpe dio su versión sobre la supuesta orden de aprehensión en su contra por presunto hostigamiento sexual contra la podóloga de Chivas, Belén Coronado.

“Estoy mal por la familia, ponen notas amarillentas, pero hablan de un hostigamiento, deben tener cuidado, yo tengo familia, tengo nietos y una cosa es que te acusen de una cosa y otra que pongan esa estupidez”, afirmó el argentino naturalizado mexicano en entrevista a W Deportes.

En dicha conversación recordó su salida de las Chivas y aseguró que su salida se debió a un “cuatro” de la directiva rojiblanca.

“Fue todo un invento. Vergara ya me quería echar, nunca me llevé con él. Su hubiera clasificado no pasa nada, al no clasificar me corrieron. Para mí sí (un cuatro), están los hechos y como esperaron 12 días para levantar una acta. Es algo mediático, si hubiera pasado con otro técnico, no pasa nada”, agregó.

Por último, el “Bigotón” aclaró que se siente tranquilo ante dicha situación, ya que el argumento de su despido de Chivas fue conducta inapropiada y no acoso sexual.

“En su momento hice una rueda de prensa, hubo una causa, pasaron 12 días que no clasifiqué, pasaron 12 del supuesto acoso y hasta ese momento se presentó a la justicia, yo tengo hijas; y si pasa un día viernes, no voy a dejar que pasen 12 días para levantar una acta. Cuando yo firmé el finiquito dice conducta inadecuada, no sé por qué dice eso. No dice acoso, yo no hubiera firmado el finiquito si hubieran puesto esa barbaridad”, indicó.

El caso resurgió luego que, de acuerdo con ESPN, en la página web del Consejo de la Judicatura Federal se desprende que un tribunal colegiado penal federal con sede en Zapopan, Jalisco, resolvió a favor el amparo promovido por Coronado, extrabajadora del equipo Guadalajara en 2014.

La resolución ordena al juez que emita una nueva sentencia donde estén acreditados los delitos de atentados al pudor y hostigamiento sexual que se le imputan y decida si se acredita o no su probable responsabilidad.

En caso de que se estime acreditada se le dictará un auto de formal prisión en su contra y se le instaurará un proceso penal en libertad.