Keanu Reeves decepciona a fans: no habrá Constantine 2

Visto 100 veces

Para celebrar los 15 años del estreno de la cinta Constantine, Keanu Reeves, el director Francis Lawrence y el productor Akiva Goldsman se reunieron en un panel de la Comic-Con at Home donde compartieron anécdotas sobre el rodaje y el legado de la película, así como los planes para una secuela que nunca pudo realizarse.

“Queríamos hacer una secuela ruda, clasificación R. ¡Oh, Dios! Creo que probablemente lo lograremos mañana. Tratamos en muchas ocasiones lograrlo. Siempre fue una elección del estudio que lo hizo –Village Roadshow y Warner Brothers–”, explicó Akiva Goldsman.

El productor dijo que incluso estaba la idea en la que el personaje interpretado por Keanu Reeves “despierta en una celda y tiene que identificar al prisionero. La idea de Frank Capello –el guionista del filme– es que esa persona era Jesús”.

Francis Lawrence, el director, expresó que el equipo creativo de Constantine es quien ha hablado más sobre realizar una secuela que el propio estudio de filmación, “porque la película lo hizo bien, fue en la época donde la gente aún compraba DVDs así que creo que lo hizo decentemente en su tiempo, pero nunca fue un éxito masivo en taquilla y tampoco la aclamó la crítica”.

El realizador, que después de filmar videos musicales para Britney Spears, Shakira, Jennifer Lopez y Justin Timberlake debutó con Constantine como director de cine, expresó que la película ha adquirido más popularidad con el tiempo que cuando fue su estreno en salas.

“Cada vez que hago una película y viajo a otras artes del mundo y hago entrevistas, firmo Dvds de Constantine más que de cualquier otra película que haya hecho. La gente realmente ama esta película y creo que encontró una nueva vida en un modo raro. Rotten Tomattoes publicó un artículo disculpándose por la calificación que la película tenia. Creo que siempre hemos amado la película más de lo que el estudio lo ha hecho”, dijo.

Constantine, que contó con las actuaciones de Rachel Weisz, Djimon Hounsou y Shia LaBeouf, fue filmada en las calles de Los Ángeles por petición de Keanu Reeves, pues el actor dijo que es amante de esta ciudad: “Amo la filmar en LA, amo estar en las calles, ver cómo cambia el clima, el color de las luces, la gente con buena energía”.

El actor compartió que aunque el personaje requería un acento inglés y teñirse el cabello de rubio no quiso hacerlo para darle su propio estilo. Por lo que la esencia del personaje se mantuvo en su reconocido abrigo negro.