Juicio político y fabricación de testigos: Abogado de doctor Grajales Yuca

Visto 49 veces

CIUDAD DE MÉXICO

Un juicio político y con fabricación de testigos, así definió Antonio Juárez el proceso por el que atraviesa su representado, el doctor Gerardo Vicente Grajales Yuca, vinculado a proceso este jueves por el presunto delito de abuso de poder.

“Definitivamente el caso lo vamos a llevar al fuero federal y a las cortes internacionales, porque esto es un juicio y estamos hablando de un juicio político a un preso político, no hay derecho en esta situación, por supuesto que existe el recurso de apelación, pero no nos interesa tanto como el amparo, hay demasiadas violaciones a garantías individuales, a tratados internacionales, a derechos humanos que tendrán que ser oídos por los jueces federales y lo llevaremos hasta la Suprema Corte”, dijo el abogado en entrevista exclusiva para Excélsior luego de seis horas de audiencia en el Centro Estatal de Prevención “El Canelo”.

Insistió en que los datos de prueba son nulos en contra del urgenciólogo del ISSSTECH (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado de Chiapas) y aun así el juez Carlos Inocencio Morales Urbina decidió vincularlo a proceso. Describió que solo tienen 10 recetas firmadas por médicos que no son el doctor Grajales y que dichas recetas solo se expiden cuando no hay disponibilidad de los medicamentos.

“Se les probó que en el proceso administrativo de ISSSTECH, ellos deben de solicitar los medicamentos por medio de una bitácora, solamente se realizan estas recetas cuando no se cuentan el medicamento y además quedó expuesto por la propia fiscalía que el paciente no era derechohabiente estaba a catalogado bajo un concepto denominado concepto 99”.

El litigante también resaltó el desinterés del juez por contar con el expediente clínico del paciente que perdió la vida, pues ahí deben estar asentados los medicamentos, que la hija duda hayan sido suministrados a su padre. Desestimó también los señalamientos de esta por presunto acoso sexual.

“La presunta víctima comenta en algún punto que aparentemente el doctor la veía de forma lasciva, sin embargo, también se le comentó a la fiscalía que nos causa indefensión el hecho de que la representación social no haya pedido por ejemplo esas llamadas que aduce ella,  ¿por qué es importante?, porque nosotros contamos en nuestro poder con mensajes de WhatsApp en donde la supuesta víctima comenta cosas que no puedo ventilar porque son parte de una investigación en donde literalmente le coquetea el doctor”.

E incluso asegura que tienen pruebas de las personas que se han sumado en los señalamientos contra el médico de estar siendo obligadas a actuar de esa manera. 

“Tenemos pruebas, estas personas son testigos fabricados, estas personas están mintiendo y hay pruebas de imagen y audio que lo prueban, la verdad es que ahorita están perfectamente bien resguardadas, no vamos a usarlas hasta que sea el momento procesal oportuno”, señaló el abogado que voló a la Ciudad de México tras salir de la audiencia del jueves.

Además pidieron al juez que no separara al médico de su bebé de seis meses, lo cual también servía como prueba de arraigo de Vicente Grajales a la comunidad.

“Sin embargo su señoría no consideró ni siquiera escuchar ese argumento, la verdad es que fue muy notorio, quizás olvida que las audiencias se videograban, pero también son públicas y aunque no entraron las demás personas yo espero que pronto la gente pueda ver cómo se destruyó toda la imputación y como de manera absurda y sin ningún fundamento simplemente dicen no nos importa en lo más mínimo”, dijo el abogado Juárez.