Intérprete de señas conquista con sus “fuegos artificiales” en el Grito

Visto 105 veces

Ante la pandemia del Covid-19 los mexicanos tuvieron que ver los festejos del Grito por televisión o en redes sociales y estuvieron al pendiente de cada detalle.

Por ello no pasó inadvertido el momento que el encargado de traducir al lenguaje de señas en la transmisión de San Luis Potosí interpretó los fuegos artificiales muy a su estilo.

En la grabación se ve cómo el hombre simula con sus manos y boca las explosiones multicolores. Este detalle conquistó a las redes sociales que lo hicieron viral.

Aunque muchas veces no se les presta atención durante las transmisiones, es fundamental el trabajo que hacen los intérpretes de señas para la comunidad de personas sordas, que de acuerdo con datos del Inegi, representa el 10 por ciento de la población en el país.

Entre ellos figura Isabel Breña, integrante del equipo de intérpretes contratado por la Presidencia de la República para transmitir los mensajes del primer mandatario, quien considera que interpretar a Andrés Manuel López Obrador no es sólo salir en televisión y menos a alguien con la personalidad del político tabasqueño.

“Interpretar al actual mandatario nos ha obligado a mantener una preparación constante, desde estudiar historia, por ejemplo, hasta leer todos los días los periódicos y comentar en la madrugada, antes de iniciar la conferencia mañanera, las notas más destacadas en los medios de comunicación sobre las que creemos que seguro hablará y le preguntarán”, afima Isabel, quien ha trabajado para el gobierno como intérprete de señas durante los sexenios de Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y ahora con López Obrador.

En entrevista con El Sol de México, reconoce que el reto más grande al que se han enfrentado al interpretar al actual jefe del Ejecutivo, ella y sus cuatro compañeros más que conforman el equipo, ha sido adaptar un lenguaje gesticulatorio al ritmo y manera de expresarse del Presidente.

“El presidente López Obrador juega mucho con el español, utiliza muchos refranes, la ironía, constantes metáforas, que al traducirlos a la lengua visogestual simplemente no quedan, no se entienden, por lo que hay que explicarle a la comunidad sorda que lo que dijo fue un chiste o refrán de oyentes, lo que llega a resultar confuso para ellos y complicado para nosotros”, afirma.