Huracán Isaías pone en alerta a Florida en plena crisis por Covid-19

Visto 112 veces

El huracán Isaías tocó tierra en el archipiélago caribeño de las Bahamas en su ruta hacia Florida, en momentos en que el estado del sureste de Estados Unidos se encuentra en crisis por la pandemia del Covid-19.

El “irregular ojo de Isaías” estaba la mañana de este sábado sobre la isla Andros, la mayor del archipiélago en el sureste de Bahamas, soplando con vientos máximos sostenidos de 140 Km/hora y avanzando hacia Florida a 19 Km/hora.

“Se espera que se aproxime al sureste de la costa de Florida más tarde el sábado y domingo”, escribió el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami.

El vicedirector del Departamento de Meteorología de Bahamas dijo al diario local The Nassau Guardian que los habitantes están “pasando por la peor parte en este momento”.

“Las condiciones se van a deteriorar hasta las 11 am”, prosiguió, alertando de la posibilidad de tornados.

El primer ministro, Hubert Minnis, había flexibilizado las estrictas medidas de confinamiento por la pandemia para permitir a los residentes prepararse para el huracán.

Sin embargo, advirtió: “No usen este período de preparación de huracanes para socializar y visitar amigos o familiares”.

Isaías es el primer huracán que pasa por Bahamas desde que Dorian, de categoría 5, destruyera el año pasado dos de sus islas al estacionarse despiadadamente por tres días sobre el archipiélago.

Un huracán fluido

Más al norte, los residentes de Florida se apresuraban en hacer compras de último momento frente a la amenaza de la tormenta, la novena de este año y la segunda que evoluciona a huracán en una temporada de huracanes inusualmente activa en el Atlántico.

Pero Isaías se desplazó un poco hacia el este, adentrándose en el mar. Son buenas noticias para Florida, que de todos modos recibirá los vientos del huracán de categoría 1.

“Esta cosa es muy incierta”, dijo el gobernador del estado, Ron DeSantis, en conferencia de prensa, advirtiendo de posibles marejadas de hasta 1.2 metros.

Isaías no ha ameritado desalojos y los refugios financiados por el estado permanecerán cerrados. Tampoco “anticipamos que los hospitales necesiten evacuar a los pacientes”, prosiguió DeSantis.

Solo abrirán algunos refugios instalados por los condados de la costa este, que está bajo advertencia de huracán y en estado de emergencia.