Holanda expulsa a ministra de Turquía y desata airadas protestas en Rotterdam

Visto 264 veces

La policía en Holanda utilizó cañones de agua y caballos para dispersar una protesta frente al consulado de Turquía en Rotterdam, después de que las autoridades de esa ciudad expulsaran una ministra del gobierno turco.

Más de 1.000 manifestantes se congregaron en torno al lugar en medio de las crecientes tensiones diplomáticas entre ambas naciones.

Se informa que los manifestantes arrojaron botellas y asaltaron los autos de patrulla.

Los desórdenes sucedieron cuando la ministra de la Familia de Turquía no fue permitida por las autoridades a ingresar al consulado de su país y luego fue escoltada hasta la frontera con Alemania y expulsada del país.

Fatma Betul Sayan Kaya había viajado por tierra el sábado para realizar un mitin político planeado para recaudar el apoyo de la comunidad turca en Holanda en torno al referendo del próximo mes para ampliar los poderes del presidente Recep Tayyip Erdogan.

El rechazo de la ministra por las autoridades holandesas generó una oleada de tuits inflamatorios.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, confirmó en las tempranas horas del domingo que la señora Kaya había sido llevada hasta la frontera alemana por la policía.

En un mensaje de Facebook, Rutte expresó que los intentos para encontrar una “solución razonable” a las diferencias entre ambos países habían resultado “imposibles”, al tiempo que tildó la llegada de la ministra Kaya a Rotterdam de “irresponsable”.

“Nazis y fascistas”

El incidente es el más reciente capítulo de un creciente enfrentamiento entre el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y Europa tras la negativa de las autoridades de Holanda y de Alemania a autorizar a miembros del gobierno turco a participar en mítines políticos en esos países de cara al referendo.

El sábado, Erdogan se refirió al gobierno de Holanda como “residuos de los nazis y fascistas”, durante una concentración en Estambul.