Gobernador de NY opaca a Trump en lucha contra coronavirus

Visto 18 veces

NUEVA YORK.

Hasta ahora era una figura política local, pero su energía y pedagogía tornaron al gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en el político estadunidense más influyente en la batalla contra el coronavirus en Estados Unidos, por delante de Donald Trump.

Desde hace 10 días Cuomo está en todos los frentes, buscando más máscaras, tests, camas de hospital o enfermeros y médicos, explorando compras en el sector privado o pidiendo ayuda al ejército.

Con su quijada cuadrada y su mirada severa, Andrew Cuomo, de 62 años, toma la iniciativa, utilizando a pleno los poderes ejecutivos que goza como gobernador de Nueva York, el estado del país más afectado por el virus con casi 26 mil casos y al menos 210 muertes.

Puso a los prisioneros a fabricar alcohol en gel, cerró todos los teatros de Broadway desde el 12 de marzo, luego bares y restaurantes y el viernes decretó el fin de todas las actividades no esenciales y prohibió todas las reuniones de personas.

Sus conferencias de prensa diarias sobre el virus, donde se expresa claramente, con autoridad, y menciona invariablemente a su madre Matilda, a sus hijas o hermanos, son seguidas atentamente por la población. A tal punto que la etiqueta #CuomoForPresident (Cuomo presidente) fue una de las más tuiteadas el fin de semana.

Cuomo “pasa por un momento como el que tuvo (Rudy) Giuliani tras el 11 de septiembre (…) Se ha convertido en el gobernador de Estados Unidos”, estimó Doug Muzzio, profesor de ciencia política de la Universidad Baruch de Nueva York, en referencia al exalcalde de la Gran Manzana que impresionó al mundo tras los atentados islamistas de 2001.