Gimnasios para bebés ¡una gran herramienta para su desarrollo!

Visto 215 veces

Es preciso tener presente que la maduración de la motricidad en el bebé es muy importante y no es independiente del resto de aspectos a desarrollar en el niño. Su evolución implica una progresiva maduración de carácter neurológico y sigue un proceso evolutivo jerarquizante que se produce de de lo más simple a lo más complejo, de lo desorganizado a lo organizado y de lo automático a lo voluntario.

La motricidad esta influenciada e influye en buena parte de los procesos de desarrollo ligado a las funciones cognitivas, percepción, esquemas sensomotrices…, sobre todo, en los primeros años. Por tanto, la intervención educativa con gimnasios para bebé para favorecer e impulsar el desarrollo motor, debe ser uno de los objetivos de primer orden.

La prensión

El ser humano está especialmente dotado para utilizar herramientas. Parece ser que esta capacidad junto con la de caminar, utilizadas para resolver tareas en equipo, son las que desarrollaron la inteligencia en nuestro

antepasados. La oposición del índice con el pulgar formando una pinza (capacidad estrictamente humana) nos permite coger y manipular objetos:

  • En un primer momento, el bebé utiliza las manos como medio de exploración de su propio cuerpo. 
  • Posteriormente, reacciona de forma refleja al estimular la palma de su mano.
  • Hacia los cuatro meses dirige su mano hacia los objetos, aunque todavía no es capaz de coordinar el espacio visual y el espacio táctil. 
  • Alrededor de los 6 meses, empezará a coger los primeros objetos.
  • Entonces comienza a utilizar más una mano que otra y, por tanto, parece comenzar la fase de definición de la dominancia lateral (izquierda o derecha) proceso que se completa hacia los 4 años.

Todo ello le induce a un control progresivo del cuerpo. Pero hay que tener en cuenta que este control depende del tono muscular o grado de tensión-relajación de los músculos. Cada postura o movimiento implica la capacidad de contraer unos músculos (aumento de tono muscular), mientras relajamos  otros (disminución del tono muscular). Por consiguiente, es de vital importancia que el bebé, desde el primer momento, potencie sus habilidades físico motoras para que armonicen en un futuro con su comportamiento cognitivo y socioafectivo, es decir para que desrrolle una personalidad sana en todos los aspectos.

Psicomotricidad

La palabra psicomotricidad está compuesta por dos términos: “psico” y “motricidad”. El primero se refiere al comportamiento cognitivo y socioafectivo. El segundo hace mención al movimiento. La suma de ambos componentes expresa la relación mutua entre la actividad psíquica y la función motriz.

La psicomotricidad está basada en una visión global de la persona, integra las interacciones cognitivas, emocionales, simbólicas y sensoriomotrices. Así, su aplicación puede ser en distintos ámbitos: preventivo, educativo,

reeducativo y terapéutico, a cualquier edad.

En general, los objetivos característicos de una educación psicomotriz son:

  • Conocimiento global y segmentario del propio cuerpo (reconocer la boca, ojos, cejas, pestañas, lado derecho, lado izquierdo…).
  • Identificar las sensaciones y expresar sentimientos a través del cuerpo.
  • Mejorar la coordinación dinámico general y segmentaria.
  • Control del tono postural (relajación y tensión muscular).
  • Mejora de la coordinación oculomanual, fundamental para la lectura y escritura en el futuro.
  • Consolidar la lateralización (diestro o zurdo).
  • Conseguir una imagen positiva de uno mismo.
  • Adquirir una progresiva autonomía e independencia de los adultos.

Pero, ¿cómo se puede impulsar todas estas características en un niño pequeño? ¡Acompáñanos y te lo contaremos todo!

Gimnasios para bebé

Un hecho a tener muy en cuenta es que a los bebés no se les puede inculcar disciplinas desde un punto de vista teórico. Es decir, es recomendable hacerlo desde la diversión y el entretenimiento, desde el juego.

Así pues, para ejercitar su psicomotricidad, lo ideal sería utilizar un gimnasio para bebés, también conocidos como alfombras didácticas. 

Estos centros de juego están especialmente indicados para bebés de dos a seis meses  ya que están compuesto por una base de superficie acolchada en donde tu bebé reposa. Sobre dicha  superficie se adhieren muchos accesorios (arcos, argollas, juguetes, sonajas…). En ocasiones, incluyen música y objetos vibratorios.  A través de ellos, el niño va descubriendo y explorando elementos, avanzando en su desarrollo a medida que van madurando sus sentidos y habilidades. 

Los hay de varios tipos: para gemelos, portátiles, musicales…, con gran una variedad de accesorios, y colores muy llamativos para captar la atención del bebé de forma inmediata. 

Todos ellos los puedes encontrar en BabyPlanner.mx y a precios muy interesantes.

Cómo seleccionarlos

A la hora de seleccionarlo debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • Calidad del producto. Procura que sea resistente e hipoalergénico.
  • Comodidad y seguridad. Todos sus elementos deben estar acolchados para que esté cómodo y que se pueda amortiguar cualquier golpe.
  • Que disponga de espacio suficiente para que el bebé disfrute de una buena movilidad. 

Resumiendo, como puedes observar, los gimnasios para bebés son una gran herramienta que ayudan a estimular el agarre, movimientos del cuerpo y seguimiento de elementos, así como a ejercitar sus músculos e incentivar el gateo. 

Para terminar, solo resta recordarte tres reglas de oro: que mientras el niño juegue se mantenga siempre bajo la supervisión de un adulto, evita que se lleve a la boca piezas pequeñas que pueda tragarse y no coloques el gimnasio en superficies alejadas del suelo.

Y ahora sí, ¿A qué esperas para buscar el tuyo? No lo dudes más y entra ya en la web de BabyPlanner.mx ¡estarán encantados de atenderte!