Funciona La Máquina; Siboldi ha encontrado el camino correcto

Visto 79 veces

CIUDAD DE MÉXICO.

En su cuenta de Twitter, Robert Dante Siboldi aparece como @LosSiboldis, así que que no es de extrañarse que aproveche toda ocasión para demostrar el amor por su familia. Felicitaciones por el Día de la Madre, el Día Internacional de la Mujer, Día del Niño o cumpleaños de su esposa y sus hijos, no pasan desapercibidos en sus redes sociales. Un fuerte nucleo familiar  le ha ayudado en su trato con el futbolista, un estilo de trabajo que funciona con Cruz Azul, actual líder del torneo y con el que busca terminar con una sequía de 23 años sin ser campeón.

El exportero lleva 31 años en México, un país al que ya lo adoptó y al que no soñaba llegar cuando ni siquiera pensaba covertirse en futbolista profesional.

 En su infancia no había dinero en casa para ir a un estadio de futbol hasta que cumplió 15 años. Jugó en Peñarol, fue seleccionado uruguayo y ahora se considera un entrenador “Hecho en México”.

Cruz azul fue líder en el Clausura 2020, torneo que se suspendió luego de nueve fechas por la pandemia. Ahora, en el Guardianes 2020 está de nueva cuenta en la punta.

Estamos pensando en ser campeones. Esto es paso a paso y partido a partido. Hasta que no hayamos cumplido el objetivo, no hemos ganado nada”, expresó Siboldi luego de la victoria 3-1 sobre Atlético San Luis, que fue la 11 de 16 partidos oficiales disputados en 2020.

La llegada de Siboldi a La Máquina no fue en las mejores condiciones. Aunque ya tenía un pasado  con el equipo, al trabajar en las diferentes filiales,  el exarquero arribó en medio de la puja entre directivos cementeros.

Estoy muy orgulloso de volver a vestir estos colores y defender el escudo, es un orgullo para mí”, dijo en su presentación. “Pertenecí como jugador primero, luego tuve la siguiente etapa cubriendo todos los procesos formativos como entrenador”, agregó.

Siboldi dirigió 10 encuentros que le restaban al Apertura 2019 y sólo consiguió tres victorias, la más importante fue el 5-2 al América, pero Cruz Azul no clasificó.

El siguiente torneo no pintaba bien de inicio al perder los primeros dos partidos, pero todo cambió a partir del triunfo 3-0 sobre Santos. La Máquina comenzó a mostrar un buen futbol que lo llevaría al liderato del torneo, pero la pandemia de covid-19 evitó la culminación. La victoria sobre el América en la Jornada 10 sería el último partido.         

GRANDES MAESTROS

Robert Dante Siboldi llegó a México para jugar con el Atlas en 1989 tras una petición del técnico uruguayo Luis Garisto.

Ya había sido dirigido por Óscar Washington Tabárez  en el  Peñarol.

Siboldi aceptó, años después,  que de principio no conocía nada de Guadalajara, por lo que tuvo que investigar información sobre su nuevo destino. Pronto se ganó a la afición rojinegra.

De Atlas llegó a Cruz Azul para jugar una temporada bajo el mando de Enrique Meza. Con el Puebla también duró sólo el torneo 1994-95.

En Tigres, primero vivió un descenso con Víctor Manuel Vucetich y se mantuvo con el equipo felino en la Liga de Ascenso para conseguir la vuelta al máximo circuito con otro técnico experimentado como Alberto Guerra.

De todos los entrenadores con los que trabajó, es Luis Garisto uno de los que le guarda un cariño especial y así lo dejó saber tras el fallecimiento del técnico uruguayo.

Él cambió mi destino guiándome en mis primeros pasos como futbolista profesional. Gracias por tantas enseñanzas, frases e ideas que aún recuerdo y comparto”, escribió tras enterarse de la muerte el entrenador en noviembre de 2017.

Al maestro Tabárez, el eterno seleccionador uruguayo, le reconoce  la trayectoria y su exitoso paso con la celeste, aunque guarda de él una anécdota amarga, pero que lo marcó en su carrera.

Siboldi era portero suplente en Peñarol, y Tabárez le prometió que estaría alternando a los arqueros para que viajaran junto con el equipo, pero jamás le cumplió.

Por eso ahora no le prometo nada a mis jugadores, si no se los voy a cumplir”, dijo en una entrevista al recordar aquella experiencia.

A don Nacho Trelles también  le dedicó palabras de agradecimento luego de su muerte este año.

Me quedo con la enseñanza: ‘prestar atención en el saque de banda’ todo está en la sumatoria de los pequeños detalles”, escribió sobre el legendario entrenador mexicano.

Siboldi ha pasado en México más años de su vida y sus hijos nacieron en este país e incluso se naturalizó mexicano. 

Consiguió el primer título en su carrera como entrenador con Santos en el Clausura 2018 y al siguiente torneo sorprendió con su salida.

No soy personaje mediático porque creo que el trabajo es lo que al final del día entrega cuentas”, escribió en su carta de despedida de Santos. “No me la creo con el campeonato. ‘Ni fenómeno cuando salimos campeones ni espantoso cuando no ganábamos”

Luego de un desafortunado paso con el Veracruz, llegó al Cruz Azul y la fortuna le comienza a sonreír.

Aquel chico de la colonia Nicolich en Montevideo, que jugaba al futbol con pelotas de trapo o cartón y estudiaba el curso para convertirse en mecánico tornero, busca las piezas correctas para hacer funcionar a La Máquina.  

GARRA CHARRÚA

Los auxiliares de Robert Dante Siboldi son hombres de su confianza que han mostrado ser efectivos como apoyo del entrenador.

GONZALO CIGLIUTI

Comenzó a trabajar con Siboldi en México desde que ambos estuvieron con Santos Laguna. El ahora técnico del Cruz Azul era en ese tiempo director de las fuerzas básicas del conjunto coahuilense y Cigliuti era entrenador del equipo Sub-20. Al llegar al primer equipo lo tuvo como auxiliar y luego juntos emprendieron la aventura con el Veracruz. Un elemento incondicional y de toda la confianza para el trabajo del exarquero. 

JOSÉ CARLOS CANCELA

De un paso fugaz como jugador del Cruz Azul en 2001-2002, se convirtió en un referente en el futbol de Costa Rica, donde también comenzó su etapa como auxiliar. Cuando Siboldi, con quien lo une una amistad, lo buscó para trabajar con él en México no lo pensó más y su primera experiencia fue con Veracruz. Con Cruz Azul tiene un trabajo específico en la parte ofensiva del equipo con resultados que hasta el momento han sido exitosos. 

MUESTRAN UNIÓN

Antes de cada encuentro los elementos del Cruz Azul, que forman parte de todo el plantel, se unen en una oración lo que ha hecho consolidar los lazos.

Robert Dante Siboldi acepta que su experiencia con equipos de diferentes divisiones le ayudan para aprender a llevar una buena comunicación con jugadores de diferentes edades.