“FIJATE POR DONDE CAMINAS”

0
Visto 70 veces

Nuestros ejemplos como adultos son silenciosamente potentes en la formación de nuestros hijos y determinan su vida en cualquier rubro donde nos desarrollemos. No hay escapatoria para nadie en ello. 

Solemos utilizar frases como la de arriba para nuestros hijos, pero un día podrían contestarte… “FIJATE TU, PORQUE YO SIGO TUS PASOS Y TUS EJEMPLOS”.

Muchos padres inseguros suelen llevar de un lado a otro a sus hijos en su formación de futbolistas bajo sueños y pasiones particulares, pasando incluso, por la voluntad de su hijo quien solo obedece por ver feliz al que cree ser un padre “inteligente” que sabe tomar las mejores decisiones para él.

Los valores del deporte y de la misma vida futura tan importantes para su hijo para ese tipo de padres son un estorbo y las palabras como RESPETO-LEALTAD-GRATITUD le harán falta a su hijo porque entonces serán personas inconfiables y prestos a la traición pues como ejemplo de sus padres solo vieron que son individuos capaces de dar la espalda a un grupo o amigo o cualquier situación en un santiamén. EL FUTBOL NOS EXHIBE TAL Y COMO SOMOS.   

Se resguardan para sus hechos en una y mil excusas para justificar que los demás están mal y no ellos, y así lo trasmiten a sus hijos, lejos de enseñarles con su comportamiento los acercamientos de ayuda, de unidad para hacer equipo y soportar tempestades juntos, no brincar del barco y huir egoístamente. 

No solo en su escuadra de futbol, sino en la vida misma que al final es lo más importante, y no, un trofeo y una medalla que suelen ser verse con el paso del tiempo en un rincón por ahí en la casa como un pedazo cualquiera de metal mohoso y casi olvidado. El ejemplo y los valores son eternamente oro radiante que nunca se desprestigian.

Entonces… ¿cómo?, puedo yo a mi hijo señalarle. FIJATE POR DONDE CAMINAS…, si tampoco yo sé por dónde voy dando ejemplos de deslealtad, de falta de paciencia, de fidelidad, de gratitud, de respeto, de unidad, de consideración de acercamiento para ver cuando el equipo lo necesita, el mentor, el hermano, el amigo o aquel(los) que de la mano íbamos juntos en este sendero y ahora que necesita de un aliento, una ayuda solo se mostrar la espalda.

Cuidado padre de familia, este sendero de la formación humana y deportiva es muy delicado, dado que a las nuevas generaciones les urgirá el fomento con más valores que hoy en día. Evitemos sentirnos autosuficientes tan solo porque hoy en día la buena racha esta de nuestro lado. Hasta la próxima   

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here