Fernanda Castillo se deja sorprender

Visto 62 veces

Para interpretar un personaje, Fernanda Castillo se prepara. Lee el guion, lo estudia y ve de qué manera lo llevará frente al espectador. Pero hoy será diferente.

La actriz se enfrentará a un texto que leerá por primera vez y a un personaje que no conoce en el proyecto teatral Inicio de sesión.

Lo mismo le sucederá a su coprotagonista, el actor Alfonso Dosal, quien tampoco conoce su personaje ni el libreto. Los únicos son el director, Enrique Singer, y, desde luego, la dramaturga, Gabriela Guraieb. 

Transmitido hoy por YouTube Live, con costo, Castillo ve una oportunidad de comunicarse con el público y recordarles que el teatro sigue vivo, por lo menos desde otra perspectiva.

Se trata de participar en mantener vivo algo que creo que es esencial para cualquier sociedad y más para la nuestra: el teatro, lo que dice, lo que moviliza y cómo conecta con la gente en los momentos más difíciles y alegres. Este ejercicio de Inicio de sesión me permite seguir conectando con la gente, contarle historias, participar con ellos en este espacio en el que no sabemos cómo están las cosas y que todos estamos unidos con una sensación de incertidumbre.

Ayudar con arte, con teatro, aunque sea así, de manera remota, fue lo que más me llamó la atención. Puede ser muy interesante para la gente participar de este momento que nunca experimentan con los actores, que es íntimo, sólo sucede una vez y que termina en algo que el público puede disfrutar después. Es un momento muy vulnerable y bonito para nosotros. Se siente vértigo; es una sensación de lo que no has tocado. ¡Es emocionante! También lo es que será con (Alfonso) Dosal, con quien no he trabajo antes, pero a quien admiro mucho, con quien viviré esta experiencia”, señaló la actriz.

La actriz reveló que, antes de la pandemia ante el covid-19, tenía entre sus planes montar una obra de teatro precisamente con el director Enrique Singer, la cual está en pausa, así como lo está su incursión en la serie Monarca, producción de Salma Hayek y los hermanos Billy y Fernando Rovzar.

Sana mi corazón el que pueda trabajar con Enrique Singer de esta manera, aunque sea virtual, hasta que podamos retomar el proyecto que teníamos juntos para este año. La obra que teníamos planeada la leí en un avión y me hizo llorar. De inmediato le hablé al productor y le dije que la quería hacer.

Este año, a pesar de la cuarentena, la actriz recibió un anillo de compromiso del también actor Érik Hayser, aún sin fecha confirmada para la boda, y tuvo un reencuentro amistoso virtual con sus excompañeros del musical Hoy no me puedo levantar, que protagonizó en 2006 en México.

Estoy tratando hacer de este espacio en la cuarentena uno en el que pueda estar conmigo misma. Ha sido un proceso de mucho dolor, por ver lo que le pasa a la gente, la enfermedad, la situación precaria que están viviendo muchas personas, lo cual lamento profundamente y para lo que quiero ser motor para ayudar como ciudadana.