Falso que suban emisiones de carbono con reforma eléctrica: López Obrador

Visto 62 veces

Estados Unidos no debe tener ninguna preocupación si es que se aprueba la reforma para poner orden en el mercado eléctrico de México, ya que, en todo caso, si la iniciativa de ley no sale adelante en el Congreso de la Unión “habrá apagones” en el país, pronosticó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia desde Mérida, Yucatán, el mandatario calificó como falso y “metálico” un estudio del Departamento de Energía de Estados Unidos en el que se asegura que de avalarse la reforma eléctrica se dispararía hasta un 65 por ciento la emisión de gases de carbono y aumentaría hasta un 54 por ciento el costo de la producción eléctrica por un bajo uso de parques eólicos y solares.

López Obrador aseguró que en el país vecino “no tienen información de lo que se está haciendo en México” y por eso envió una carta al presidente Joe Biden para fijar la postura de México en la lucha que encabeza nuestro principal socio comercial para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir el calentamiento global.

“Como no sé si ya recibió la carta (Biden), no podría darle a conocer ahora, no es lo más conveniente, la forma es fondo”, comentó al señalar que este viernes proporcionará el contenido íntegro de la misiva y la respuesta que se da a dicho informe.

Es falso (que se vayan a disparar las emisiones de carbono) y no suena lógico, suena metálico, lo que no suena lógico, suena metálico”, expresó.

Con ello, el presidente de México negó que haya alguna preocupación desde Estados Unidos respecto de lo que propone la iniciativa eléctrica.

La preocupación, dijo, la tienen cadenas de establecimientos que están acostumbradas a no pagar lo justo por el servicio de luz gracias al subsidio.

“Por eso no les gusta la reforma eléctrica al eliminarse los subsidios para ellos.

No consideran energía limpia la que se produce en las hidroeléctricas, ¡de ese tamo fue la transa! Y todavía se oponen cuando queremos poner orden en bien de todos, porque si continúa ese desorden, ese caos, sí podemos tener problemas de apagones y sobretodo de aumentos en el precio de la luz”, advirtió el López Obrador.

En este contexto recalcó que mientras él sea presidente de la República el costo de los combustibles y energía no aumentarán de precio.

Aunque reconoció que en el caso del gas “sí hay un problema”, precisamente porque se entregó la distribución del mismo a cinco grandes empresas monopólicas que controlan el mercado.