FACTOR ENTRE DOS: Guía breve de compras electorales

0
Visto 146 veces

Por: José Efraín caballero Sevilla

 

Todo comprador pasa de manera consciente o inconsciente por un proceso que lleva diversas etapas antes de ejecutar la compra de un producto, desde que empieza a planteárselo inicialmente, hasta la ejecución de la adquisición.

Según el más reconocido investigador del marketing  Phillip Kotler, este proceso corresponde a cinco etapas: la de contemplación o reconocimiento de la necesidad, la de búsqueda de información, la de evaluación de alternativas, la decisión de compra, y el comportamiento post-compra.

El conocer este proceso ante la próxima irrupción del aparato propagandístico electoral nos da la pauta para identificar y no caer víctima del marketing político, ya que a fin de cuentas la política es un producto de insumo básico, en el cual giran las directrices económicas y sociales de mayor preponderancia por supuesto.

Aterrizando la teoría dentro del sistema electoral que esta por llegar, la primera fase habla de la “contemplación” o reconocimiento de la necesidad o técnicamente “Awareness” es cuando se empieza a explorar una necesidad que satisfacer, en este caso como elector correspondería las fechas contempladas por la autoridad electoral para que usted vaya preparando su credencial de elector y estar listo para sufragar su voto en tiempo y forma.

Después la segunda etapa según el teórico del marketing Phillip Kotler, corresponde a la búsqueda de la información, es cuando el consumidor, en este caso el elector esta pasivo cuando escucha hablar del producto que le ha causado interés, se traduce en  mantenerse atento a el desarrollo paulatino en las actividades partidarias y escuchar ofertas o propuestas de los candidatos que le generan simpatías.

La tercera etapa dice la teoría es cuando se hace una evaluación de las alternativas, ya cuando se cuenta con suficiente información se empieza a comparar ofertas y prestaciones,  aquí influye la información persona a persona, pregunta a sus conocidos sobre su experiencia, es por ello que por lo regular son familias o corporativos grupales quienes ostenta una marca, en este caso los colores partidistas.

La cuarta fase es la decisión de compra, aquí corresponde quien es el que se llevara el sufragio, quien le dejo un mayor convencimiento y corresponde a sus expectativas y necesidades además de su confianza, es el momento cúspide: el día de la elección.

La etapa final que es el quinto peldaño en la cadena del proceso de compra, es el comportamiento post-compra del consumidor o el votante, está dentro del proceso ya que esta experiencia si resulta satisfactoria o insatisfactoria sobre el producto, partido o sufragio le llevara a repetir su inversión en esta marca, o como le comentamos, partido político.

A la postre si usted ya vivió una elección esta veteranía influirá si usted cambia de marca (o de partido) usted ya no renovara la compra del producto y migrara a otras marcas dejando de serle fiel ante el mal desempeño de esta, e igualmente tendrá influencia en su opinión hacia los demás consumidores,

Muchas veces hemos sido testigos de cómo malas marcas basan su poder de comercialización en base a la publicidad siendo productos de muy mala calidad, y la constante es posicionarse como un producto “menos malo” que la competencia.

Como consumidor se debe privilegiar el conocimiento claro y fuera de campañas publicitarias de difamación o de guerra sucia, usted tiene la guía y que no le sorprendan en estas próximas elecciones.

Querido lector nos leemos la próxima.

Contacto: factorentredos@hotmail.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here