Ex Testigo de Jehová ‘quema’ a la congregación revelando oscuros secretos

Visto 311 veces
Un ex testigo de Jehová, reveló algunos oscuros secretos del grupo religioso a través de una ronda de preguntas en ‘Ask Me Enything’ (preguntame lo que quieras) en el sitio Reedit.
Con el pseudónimo ‘Ohmyjw’, el hombre describió al grupo como “un culto que trata de controlar las emociones, el pensamiento, la información y el comportamiento de las personas”, para después hablar de las reglas del grupo.
 Una de ellas les prohibía recibir transfusiones de sangre, incluso si eso les costaba la vida y otra más no les permitía creer que el mundo terminará en un “Armagedón” muy pronto.
El hombre también dijo que su familia ha renegado de él y su esposa luego de que se enteraran que abandonaron el grupo, ya que aquello que abandonan la fe son llamados “apóstatas” y son desfraternizados, término que indica una explosión formal y una humillación, por lo que los miembros tienen prohibido hablarles e incluso saludarles.
Por otra parte, ‘Ohmyjw’ reveló que las mujeres son considerados como un complemento del hombre, “Ella debe ser sumisa a su marido, que es la cabeza de familia quien toma las decisiones importantes”.
El ex testigo, también criticó al grupo por tener un gran problema con el abuso de menores, pues lo consideran sólo un pecado, no un delito, “Los ancianos casi nunca informan de ello a las autoridades, sino que tratan de mantenerlo dentro de la congregación. Básicamente, ellos valoran más el bueno nombre de la organización que la seguridad de los niños” explicó.
Uno de los usuarios de Reedit le preguntó cómo lograr que los testigos tocaran a su puerta, y él le contestó que el grupo tiene listas específicas de “no llamar”, a las que la gente puede agregarse si quiere.
Con respecto a la razón que llevó a él y a su esposa a dejar el grupo, el hombre explicó que, aunque para ellos era realmente una doctrina, empezaron a leer la Biblia y se empezaron a dar cuenta de que había errores en las publicaciones de los Testigos de Jehová, y cuando hicieron preguntas a la congregación, sólo los castigaron y no les dieron respuestas.
Eso los llevó a seguir investigando hasta que se convencieron de que esa no podía ser una verdadera religión, con tantas mentiras y faltas.