Enfocarán acciones en 50 municipios violentos; federación y gobernadores de Morena

Visto 116 veces

El gobierno federal y los mandatarios de Morena acordaron trabajar juntos para disminuir los homicidios dolosos en el país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió en Palacio Nacional con gobernadores electos y en funciones emanados de su partido. Tras el encuentro, Alfonso Durazo, próximo gobernador de Sonora, detalló que las acciones se enfocarán en los 50 municipios que concentran la incidencia en asesinatos.

Aclaró que no habrá cambios en la estrategia contra la delincuencia, es decir, mitigar las desigualdades sociales que derivan en inseguridad, aunque no se descarta incrementar la presencia de la Guardia Nacional en lugares identificados como focos rojos, por la operación de grupos criminales.

Layda Sansores, gobernadora electa de Campeche, señaló que el Presidente les pidió estar presentes en las reuniones del gabinete de seguridad en sus respectivos estados, para dar seguimiento a las acciones anticrimen.

“Nos presentaron un esquema nacional de seguridad para abatir el delito del homicidio doloso y todos los procedimientos de articulación y estados para el combate a la delincuencia. No hay ningún plan de trabajo específico más que el de la seguridad pública”, dijo por su parte Miguel Barbosa, gobernador de Puebla.

Pondrán lupa en 50 municipios violentos

El presidente López Obrador demanda a 16 gobernadores electos y en funciones trabajo conjunto para bajar el índice de homicidios.

En una reunión de más de dos horas en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a los gobernadores emanados de Morena, electos y en funciones, trabajar coordinadamente con la Federación para disminuir el índice de homicidios dolosos en el país.

De acuerdo con el gobernador electo de Sonora, Alfonso Durazo Montaño, los esfuerzos de sus colegas se enfocarán principalmente en 50 municipios que hoy concentran el más elevado índice de inseguridad por ese delito.

“Se abordaron diversos temas, particularmente la necesidad de fortalecer algunas acciones para mejorar el combate a la inseguridad. Se habló de concentrar esfuerzos en 50 municipios que hoy representan la estadística más grave, particularmente en el ámbito del homicidio doloso, y acordamos todos sumar esfuerzos, entre otras acciones que debemos trabajar de manera coordinada para dar los mejores resultados posibles”, declaró a los representantes de los medios de comunicación al concluir la reunión poco antes de la una de la tarde.

El futuro gobernador de Sonora aclaró que no habrá cambios en la manera de atacar la criminalidad, sólo que no descartan incrementar la presencia de elementos de la Guardia Nacional en los lugares identificados como focos rojos por la operación de las bandas delictivas.

“La política es la misma en el sentido que se da prioridad a combatir las causas que generan la inseguridad, pero mientras ese proceso da sus frutos, tiene que actuarse en otros ámbitos que es el estado de fuerza, el de la Guardia Nacional, el combate a la corrupción, el de capacitación. No se llegó a ese nivel de detalle, pero obviamente el refuerzo de todas las acciones podría implicar un mayor estado de fuerza, dependerá del proceso de reclutamiento en el que está conduciendo la Guardia Nacional”. puntualizó Durazo.

Por su parte, la gobernadora electa de Campeche, Layda Sansores, reconoció que el Presidente los convocó a que estén presentes en las reuniones del gabinete de seguridad en sus estados para que haya mejores resultados en el ejercicio de gobierno.

 “Sí, nos alentó a que asistamos personalmente porque no es lo mismo cuando va un representante del gobernador; acudir a las reuniones nos permite dar seguimiento a los casos”, expuso Layda Sansores antes de abandonar Palacio Nacional.

En tanto, Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, proporcionó más detalles del encuentro relativos a optimizar la estrategia anticrimen.

“Nos presentaron un esquema nacional de seguridad para poder abatir el delito del homicidio doloso y todos los procedimientos de articulación y estados para el combate a la delincuencia. No hay ningún plan de trabajo específico más que el de la seguridad pública”, indicó.

En el caso de Rubén Rocha Moya, gobernador electo de Sinaloa, dijo que la inseguridad es un tema que a todos mortifica, pero aseguró que no hay ingobernabilidad.

“Se habla de municipios en general, en cada uno de los estados tenemos algún foco rojo”.

—¿Ponen en riesgo la gobernabilidad?, se le preguntó al futuro gobernador.

—No, porque en realidad la tendencia se ha revertido con este gobierno, en el tema fundamental que es el tema de homicidios, ya no digamos en otros delitos, y en delitos federales en realidad se ha reducido un 30%.

En la reunión también estuvieron las secretarias de Gobernación, Olga Sánchez, y de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, así como el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra.

También acudieron el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García; la gobernadora electa de Colima, Indira Vizcaíno Silva; la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, así como la gobernadora electa de Tlaxcala, Lorena Cuéllar.

Según la organización Semáforo Delictivo, que dirige Santiago Roel, Tecate (Baja California), Xochiltepec (Morelos) y Tulum (Quintana Roo), encabezan la lista de los municipios más violentos.

Seguridad, tema de los invitados de Palacio

Los gobernadores madrugaron para su cita con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

Llegaron después de las 9:30 horas por la calle de Corregidora y Moneda a Palacio Nacional, a bordo de sus camionetas. La reunión es parte de los acercamientos con gobernadores electos y en funciones que el mandatario anunció luego de las elecciones de junio.

La reunión inició a las diez de la mañana y concluyó diez minutos antes de la una de la tarde. Al concluir el encuentro con el Presidente de México, los visitantes abandonaron el recinto por los mismos accesos por los que ingresaron, provocando la atención de transeúntes que observaban el agitado movimiento vehicular, como por la mañana.

Ni la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ni la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se mostraron dispuestas a proporcionar detalles de los temas abordados en el encuentro privado.

Antes de entrar a Palacio, Lorena Cuéllar, gobernadora electa de Tlaxcala, publicó en su cuenta de Twitter el motivo de su presencia ahí:

“Buen día. Hoy me encuentro en #PalacioNacional en reunión con mi presidente @lopezobrador_. Veremos temas que benefician a los mexicanos y a #Tlaxcala. #FelizMiercoles@GobiernoMX”.

Luego, en un video frente a la puerta de ingreso de Corregidora 8, vigilada por militares, expresó: “Buen día, amigos, hoy me tocó venir a una reunión importante con el Presidente de la República; estamos por entrar; seguramente será de mucho provecho para Tlaxcala. Muchos saludos”.

También Layda Sansores, gobernadora electa de Campeche, publicó en su cuenta de Twitter una foto con el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López.

En tanto, Rutilio Escandón, gobernador de Chiapas, presumió en redes sociales, con un video más elaborado y profesional, su visita a Palacio Nacional.

De entrada aparece su arribo en un Jeep Grand Cherokee, presuntamente blindado, saluda con la mano levantada a los ahí presentes tras las vallas. A un costado se ve una batería de vehículos estacionados.

“Asistimos a la ‘Reunión de Trabajo con el Presidente de México’ Andrés Manuel López Obrador, auténtico líder y patriota. Se abarcaron diferentes temas, todos enfocados a seguir materializando esta cuarta transformación de la vida pública”, escribió en Twitter.

Finalmente, Alfonso Durazo, gobernador electo de Sonora, escribió en Twitter sobre la “extraordinaria reunión con nuestro Presidente@lopezobrador_, quien nos convocó para dar seguimiento al proyecto solar histórico que se realizará en #Sonora. 1/2”. Durazo fue quién más abundó sobre los temas abordados.