Enfermedad obliga a Shinzo Abe a dimitir

Visto 79 veces

CIUDAD DE MÉXICO.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció ayer su dimisión debido a problemas de salud, poniendo fin a varias semanas de especulaciones en torno a su estado.

Como ya no estoy en condición de responder con confianza al mandato de los ciudadanos, he decidido ya no seguir en el puesto de primer ministro”, dijo Abe, de 65 años, en rueda de prensa.

Detalló que estaba sufriendo de nuevo colitis ulcerativa y que se sometió a un fuerte tratamiento.

Esta enfermedad intestinal inflamatoria crónica ya le forzó a dejar el poder en 2007. “Voy a continuar cumpliendo mis funciones hasta que un nuevo primer ministro sea nombrado”, añadió.

El nuevo jefe de gobierno será probablemente el vencedor de las elecciones por la presidencia del Partido Liberal-Demócrata (PLD), dirigido actualmente por Abe.

Abe volvió a la jefatura de gobierno como un salvador en diciembre de 2012. Cerraba así el periodo en el que la centroizquierda ocupó el ejecutivo, entre 2009 y 2012, marcado por los luctuosos sismo y tsunami de marzo de 2011, que originaron la catástrofe nuclear de Fukushima.

Su dimisión se produce  cuatro días después de que Abe, de 65 años, se convirtiera en el primer ministro que más tiempo ha estado en el cargo, tras cumplir este lunes dos mil 799 días consecutivos al frente del gobierno, superando así el récord que hasta ahora ostentaba su tío abuelo Eisaku Sato, en el cargo entre noviembre de 1964 y julio de 1972.

Abe se hizo conocer en el extranjero por su estrategia de reactivación económica, conocida como los “abenomics”, lanzada a partir de 2012, en la que mezclaba flexibilización monetaria, masiva reactivación presupuestaria y reformas estructurales.

Abe ha estado preparado desde muy joven para ejercer el poder, marcado por la historia familiar de dos generaciones de dirigentes políticos antes que él.

La gran ambición de Abe era revisar la Constitución pacifista japonesa de 1947, escrita por el ocupante estadunidense, y jamás enmendada desde entonces.

Abe tuvo un papel importante en el proceso de abdicación del emperador Akihito.

El índice de la Bolsa de Tokio Nikkei perdió 1,4% tras la dimisión, luego de llegar a caer brevemente 2,6%, y el yen se apreció sensiblemente ante el dólar.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, publicó en Twitter: “Nuestro reconocimiento y mejores deseos de recuperación al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, buen amigo de México”.

CAMINO DECISIVO

  • La popularidad de Abe se vio afectada desde el inicio de la pandemia del coronavirus, al aferrarse a realizar los Juegos Olímpicos de Tokio en el verano boreal de 2020.
  • Tuvo un gran papel en el proceso de abdicación del emperador Akihito, ocurrida en 2019. También allanó el camino para la subida al trono de su hijo, el emperador Naruhito.
  • Encaminó una reforma constitucional para reposicionar al ejército japonés.