En tamaulipas, la Coparmex impulsa la certidumbre jurídica laboral y trabaja para salir de la crisis económica derivada de la pandemia

Visto 178 veces

La Confederación Patronal de la República Mexicana continuó en Tamaulipas, la gira de prensa nacional ‘COPARMEX en tu Estado’, cuyo objetivo es dar a conocer las propuestas para la reactivación de la economía, además de dialogar respecto a las temáticas relevantes planteadas por los 65 Centros Empresariales.

Además de Gustavo de Hoyos Walther y José Medina Mora Icaza, presidente y secretario general de la COPARMEX Nacional, respectivamente, en el presidium virtual estuvieron presentes Armando Guajardo Torres, presidente de la Comisión Nacional Laboral; y Sandra Imelda Guardiola Sáenz, presidenta de la Federación Tamaulipas, entidad que ocupa el segundo lugar en cantidad de Centros Empresariales, sólo superado por Chihuahua.

Además de Mario Flores Pedraza, presidente del CE de Ciudad Victoria; Carlos Alberto González Lima, presidente del CE de Matamoros; Héctor De La Miyar Garza, presidente del CE de Nuevo Laredo; Sandra Valentina López Hernández, presidenta del CE de Reynosa; Gabriel De Ibarra Elizondo, presidente del CE de Tampico; y Luis Bueno Torio, presidente de la Delegación de Ciudad Mante.

En la rueda de prensa se destacó la situación laboral en Matamoros, municipio fronterizo que cuenta con 9 parques industriales y 169 maquiladoras, en las cuales laboran 85,664 personas, que fueron impactadas por bloqueos y paros, lo que derivó en un decremento económico para la región, con una pérdida de hasta 7,000 empleos y 4 mil millones de pesos, así como otros 2 mil mdp en gastos no previstos. Asimismo, se afectaron a más de 85 plantas de la industria, provocando una recesión económica que se resintió en todos los sectores de la población y en el nulo crecimiento de la región.

Para que esto no ocurra otra vez, COPARMEX pide a empresas, trabajadores y sindicatos, se apeguen a los procedimientos establecidos en la Ley Federal del Trabajo, y que las instituciones gubernamentales se comprometan a vigilar que las acciones que se ejerzan, se realicen dentro de la legalidad, resguardando el Estado de Derecho, la certidumbre jurídica y la propiedad privada. Además, solicita inhibir la intervención o participación de agentes o personas ajenas a los conflictos y, resguardar el principio de representación y representatividad, contemplado en el apartado A del artículo 123 constitucional.

También se recordó que al iniciar la pandemia, el Gobierno estatal, junto con NAFIN y algunos bancos comerciales, crearon un programa de apoyo para las PyMES, de $300 mdp, con un interés fijo de 13.5% y un plazo de pago de hasta 5 años, con los primeros 6 meses de gracia. El avance a la segunda semana de agosto es de: 175 beneficiarios con un monto de $246.36 millones de pesos, de los cuales $48.23 millones fueron para la industria, $108.22 millones para el comercio, y $89.91 millones para el sector servicios, faltando, todavía, $50 mdp por aplicar. Por otra parte, se implementó un aplazamiento del 3% al ISN (para PyMES con menos de 20 trabajadores, correspondientes a abril y mayo), así como una prórroga para el pago de licencias para el funcionamiento de establecimientos que venden bebidas alcohólicas, y un descuento de 50% a concesionarios de transporte público.

En su turno, De Hoyos Walther señaló que para COPARMEX es una gran prioridad el que se ponga fin de una vez por todas al centralismo asfixiante que viene deteriorando la gobernanza y la situación financiera de los estados y municipios. Dijo que preocupa el deterioro de las finanzas públicas locales a consecuencia del COVID-19, ya que durante el 1er. Semestre del 2020, las participaciones federales disminuyeron 7.4 por ciento en términos reales, con respecto al 2019.

Desde 2016, pero con mayor énfasis en la coyuntura, en la COPARMEX consideramos relevante llevar a cabo una verdadera Convención Nacional Hacendaria para fortalecer el Pacto Fiscal, ya que en 2020, el gasto federalizado disminuyó en términos reales, en 0.1%, y la inversión pública se encuentra en niveles históricamente bajos, con 2.4% del PIB (la mitad destinada a PEMEX), detalló De Hoyos Walther.

La COPARMEX observa tres rutas imprescindibles para renovar el Pacto Fiscal: 1. Descentralizar los recursos públicos (hoy el Gobierno Federal se lleva el 80%, y nos parece que se debe aumentar gradualmente hasta el 30% para las administraciones locales); 2. Renovar la distribución de recursos entre estados y municipios (premiar a los gobiernos locales que aportan más a la recaudación federal, que hacen esfuerzos por transparentar sus finanzas, y que promueven su capacidad recaudatoria); y, 3. Mejorar los mecanismos para la fiscalización de los recursos subnacionales.

Durante la rueda de prensa, De Hoyos Wlather hizo referencia a los datos que presentó el INEGI acerca del desempeño de la economía durante el segundo trimestre de 2020. Se comentó que la caída del 18.7% anual confirma la peor caída desde que se tiene registro, siendo 2.2 veces mayor que el peor trimestre de la crisis mexicana de 1995 y 2.4 veces más que la crisis financiera global del 2008-2009. Más aún, la caída implica un retroceso de una década en los niveles de actividad económica.

Aunado a esto, el presidente nacional de COPARMEX mencionó que el BANXICO prevé que la economía mexicana podría caer hasta (-)12.8% en 2020. Ante esto, la rapidez de la recuperación es incierta y dependerá de nuestra capacidad de contener la pandemia y de las medidas que implemente el Gobierno Federal para responder a la parálisis de la economía. Hasta el momento, las acciones han sido insuficientes y ello nos podría significar varios años para poder retornar a los niveles de actividad económica previos a la crisis y, sobre todo, del empleo formal.

En este sentido, Medina Mora Icaza señaló que están convencidos de la urgencia para alcanzar un Acuerdo Nacional que permita a México salir adelante de las crisis laboral, económica y de salud. Indicó que al hacer un análisis, de marzo a julio de este año se tuvo una pérdida de 1,117,584 empleos formales dados de alto en el IMSS, lo que nos da un balance total de 921,568 empleos perdidos en todo el año.

Por otra parte, destacó que, con datos del INEGI e IMSS, el crecimiento económico en Tamaulipas en el 1er trimestre del 2020 fue de -1.8%, con una pérdida de 23,364 empleos formales generados al 2T2020, mientras que la informalidad, al 1T2020 creció de 41.1% a 43.5%. Tan sólo en la zona conurbada del sur de la entidad, se estima que entre 2,500 y

5,000 empresas están en riesgo de quiebra, y que 76% del total, reportan disminución en sus ventas, lo que da un promedio de 54% menos respecto al bimestre previo.

Para terminar con el escenario actual, insistió, la COPARMEX llama a fortalecer el plan de Protección al Empleo, así como a implementar medidas como los #RemediosSolidarios, cuyo objetivo es proteger el ingreso de los trabajadores, incentivar la creación de nuevas fuentes laborales y recuperar las plazas de trabajo perdidas durante la emergencia sanitaria y económica, con tres herramientas: #SalarioSolidario, #SeguroSolidario; y #BonoSolidario.

Medina Mora Icaza recordó que la COPARMEX convocó a una conferencia nacional para la reactivación económica de donde se rescataron 3 propuestas que pudieran ser implementadas de manera fácil e inmediata: 1. Desarrollar un programa de depreciación acelerada para promover la inversión del sector privado; 2. Incentivar proyectos de infraestructura energética de largo plazo para promover la inversión, priorizando proyectos de energía renovable; y, 3. Implementar un Consejo Fiscal Independiente.

Por lo ya expuesto, en la COPARMEX hacemos un llamado a todos los empresarios y líderes de las diversas ramas productivas del país, para sumarse a un esfuerzo conjunto de diálogo, reflexión y cercanía, que nos permita enfrentar juntos los graves problemas por los que México atraviesa, pero también para aprovechar las grandes oportunidades que el futuro nos depara, mejorando así la calidad de vida de todos los mexicanos.