El padre del niño de Alepo: «Salvaba a mis hijos mientras los Cascos Blancos grababan»

Visto 519 veces

En agosto de 2016, diversos medios occidentales difundieron imágenes de Omran Daqneesh, un niño de tres años herido durante las hostilidades en Alepo oriental y aseguraron que el menor fue víctima de la operación de las tropas gubernamentales sirias y de Rusia para liberar esa ciudad de los militantes del grupo terrorista Estado Islámico. Además, se viralizó un video en el que los voluntarios de la organización Cascos Blancos supuestamente sacan al chico de los escombros de un edificio.

Casi un año después, un equipo de Ruptly ha encontrado a la familia Daqneesh, que regresó a Alepo e intenta regresar a su rutina, algo posible gracias a la llegada de las tropas de Bashar al Assad. Mohammad, el padre del menor, ha explicado qué sucedió en realidad en agosto pasado: nadie intentaba ayudar, sino que utilizaron a su hijo para grabar un video propagandístico.

«Lo filmaron para su propaganda»

«Soy Mohammad Kheir Daqneesh, padre de pequeño Omran. Aquí, en el este de Alepo, hubo mucha confusión con los militantes de la oposición y su propaganda. Gracias a Dios, el niño está bien, solo sufrió lesiones menores pero, muchas veces, en sus medios los militantes declararon que había muerto. Más tarde, empezaron a difundir que estaba vivo», ha contado a Ruptly.

Este hombre recuerda que, en el momento del ataque, se encontraba en casa con su familia. Después, sin hacer caso de sus heridas, el hombre trató de rescatar a sus parientes y los Cascos Blancos solo observaron y grabaron a su hijo herido. «Mientras estaba ocupado salvando a mi familia», esas personas filmaron «cómo escapaban de los escombros para emplear esas imágenes en su propaganda», ha relatado.

«Nunca tuvo nada que ver con sus organizaciones ni recibió su llamada ayuda humanitaria», ha añadido en referencia a los Cascos Blancos. «Los insurgentes aprovecharon la oportunidad para filmar a Omran cuando yo estaba en casa. Salí y pregunté: ‘¿Dónde están mis hijos?’ Me respondieron que estaban en un hospital, pero a Omran solo le llevaron para tomar fotografías y videos«, ha precisado Mohammad Kheir Daqneesh.