El impacto que sufrieron las aplicaciones durante la pandemia

Visto 64 veces

La cuarentena trajo varias afectaciones importantes a los socios conductores de las aplicaciones de servicios de pasajeros como Uber, Didi, Beat, entre otras.

El Covid-19 provocó que la mayoría de las familias mexicanas entraran en cuarentena y redujeran sus salidas al mínimo, simplemente para ir al centro comercial, al mercado o a los hospitales en caso de algún síntoma de la enfermedad, por lo que la demanda del servicio de autos se redujo hasta en un 80%.

Los conductores que están con la obligación de pagar una renta llegaron a acuerdos para reducir la cuota que semana a semana entregan a sus empleadores, pero otros tantos no lo lograron y se vieron en la imperiosa necesidad de dejar de trabajar.

Los socios que además conducen su propio vehículo y que no dependen solamente del ingreso de las aplicaciones, en su mayoría decidieron dejar de salir a las calles, mientras que otros salieron para apoyarse económicamente, al final de cuentas, cualquier ingreso que pudiera lograrse es para ellos.

Recientemente, algunos conductores expresaron en redes sociales que la cantidad de servicios ya ha ido al alza, sin embargo, no se ha logrado reestablecer al cien por ciento la normalidad en el oficio.

Los conductores de las aplicaciones se han visto afectados no solamente por la cuarentena, sino por el impuesto digital que fue entró en vigor hace unas semanas en México, misma suerte que parece correrán otros servicios como las apuestas en línea.

Dicho impuesto fue aprobado a finales del 2019 por el Senado de la República y consta de cobrar el 16% de impuesto al valor agregado (IVA) a las plataformas de servicios y ventas de productos digitales que operan en México.

El Servicio de Administración Tributaria retendrá el IVA a residentes en el extranjero sin establecimiento en México, esto con el plan de generar condiciones igualitarias entre compañías nacionales e internacionales. El SAT consideró que sería desleal no cobrar impuestos a los extranjeros, sin embargo, el problema vino cuando diversas plataformas decidieron cobrar este 16% a sus usuarios o socios.

En ese tenor se encuentran las plataformas como Uber o Didi, quienes anunciaron que no cobrarían el impuesto a sus usuarios, pero sus socios conductores, al ser quienes facturan, es a quienes se les reduce de sus ganancias.

La molestia entre conductores ha sido grande, ahora no solamente tienen que lidiar con el poco trabajo y la inseguridad, sino también con reducciones importantes a sus ganancias.

“La molestia que manifestamos los conductores de plataformas es que al menos en la dinámica que trabaja Uber, nos rebaja el 30 por ciento de la tasa de servicio sin una prestación alguna, se suma a eso la cuestión fiscal, el pago del IVA y del ISR, de tal manera que, si un servicio cuesta 100 pesos, recibimos la mitad”, denunciaron varios conductores hace unos días, cuando se manifestaron en la Avenida Paseo de la Reforma.

Durante la marcha pacífica realizada por los conductores de las plataformas digitales se pudo apreciar en los autos leyendas como “Ya basta” o “unidos somos más”, al tiempo que exigieron el 15% de comisión en los servicios que prestan y tarifas más justas, todo mientras Uber está a punto de comprar a su competidora Postmates.