EL EFECTO SANDWICH.

Visto 311 veces

El Cartón.

Por Jaime Luis Soto.

 

El chiste ya es viejo pero nunca pierde vigencia, más en estos tiempos de incertidumbre, coraje e indignación.

Es aquel chiste que cuenta como el Presidente de la Republica, en un mensaje a la nación, anuncia: “Compatriotas, les tenemos dos noticias, una buena y una mala”.

“La buena es que los Estados Unidos acaba de comprar México…”

“La mala es que tenemos 24 horas para que todos abandonemos al país”.

Este viernes DONALD TRUMP toma protesta como Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Para los gringos, quizás se trate de un mandatario más, el número 45, pero para los mexicanos se trata de uno de los hombres que más hemos llegado a odiar.

Y es que TRUMP no se cansa de lanzar sus amenazas de que, una vez siendo Presidente del país más poderoso de este planeta llamado Tierra, deportará -ipso facto- a más de tres millones de inmigrantes ilegales.

A eso, agréguele Usted que el “simpático” magnate ha reiterado que no hay marcha atrás en la construcción de un megamuro entre nuestra frontera y Gringolandia.

Incluso, ha dicho que, queramos o no, tendremos que pagarlo con un impuesto especial.

Por lo pronto, y a partir de este viernes comienza la cuenta regresiva para ver si en realidad TRUMP cumple su amenaza de deportar a millones de inmigrantes a las ciudades fronterizas de México.

SOMOS ESTADO RECEPTOR.

El Gobernador del Estado, FRANCISCO GARCIA CABEZA DE VACA ha mostrado su preocupación por lo que pudiera pasar de llegar a darse esas deportaciones como así lo aseguró este jueves en la conferencia de prensa que sostuvo con periodistas en el Polyforum de Ciudad Victoria.

El mandatario destacó la posición geográfica de Tamaulipas, estado que recibe por un lado a quienes quieren cruzar hacia los Estados Unidos y por el otro a quienes son deportados de ese país.

Lo definió como “el efecto sándwich”…

Recordó que nuestra entidad, junto con las demás que se ubican en la frontera norte, ha tomado acuerdos oportunos para anticiparse precisamente a los cambios migratorios que llegarían con el inicio del nuevo gobierno estadounidense.

Cabe destacar que a los tamaulipecos nos tocó compartir 370 kilómetros de frontera con Texas. Los texanos han mostrado buena disposición para llegar a acuerdos positivos con Tamaulipas.

El problema aquí, según la percepción ciudadana, son los traumas, rencores y otros menjurjes que abundan en la cabecita de DONALD TRUMP.

Nomás falta que, como el chiste, después quiera comprar México para corrernos a todos de este hermoso e increíble país.

Sería el colmo de sus desequilibrios…

LA TRAGEDIA EN MONTERREY.

El Gobernador FRANCISCO GARCIA CABEZA DE VACA, en su encuentro con los representantes de los medios de comunicación, también opinó sobre el trágico suceso ocurrido en un colegio privado de Monterrey.

Además de señalar que se trata de un acontecimiento muy lamentable, precisó que más allá de una operación mochila, para evitar ese tipo de tragedias es importantísima la promoción de valores entre las familias y la sociedad.

Señaló que en esa promoción es vital la participación en conjunto de todos, desde los mismos padres de familia, la sociedad y el gobierno estatal.

Expresó que su Gobierno ha puesto especial énfasis en la integración familiar así como en la promoción de los buenos valores mediante diversos y nobles programas implementados desde el inicio de su administración.

LOS FAMOSOS TOMATAZOS.

La llegada de DONALD TRUMP a la Presidencia de los Estados Unidos y la impactante tragedia en Monterrey, opacaron varias notas que surgieron en esta semana que concluye,

Una de ellas es la que informa de como el diputado federal del PRI, CESAR CAMACHO QUIROZ fue blanco de certeros tomatazos por parte de un grupo de ciudadanos quienes a la vez le exigían que regresara el bono navideño que recibió en diciembre pasado.

Aquí en Tamaulipas, la historia contemporánea cuenta como a algunos conocidos priistas les ha tocado pasar la misma odisea de CAMACHO.

Y es que los mexicanos tenemos la costumbre de demostrar nuestro “aprecio” hacia los políticos a base de tomatazos.

En otras ocasiones ha sido con huevos podridos…

Y la verdad, hoy en día son muy pocos, poquísimos, los políticos que se salvarían de recibir tomatazos o huevazos si se animaran a salir a la calle a saludar al respetable público.

¿O no…?

 

Facebook.com/Jaime Luis

jaimeluissoto@hotmail.com