El Consistorio no admitirá el voto por correo en la consulta de la Gran Vía

Visto 238 veces

El Ayuntamiento de Madrid no enviará por correo la papeleta para la consulta ciudadana sobre los detalles del cierre al tráfico en Gran Vía, que se celebrará entre el 13 y el 19 de febrero, en los mismos días que la consulta sobre la plaza de España.

Los 2,7 millones de madrileños con al menos 16 años de edad han recibido en los últimos días en sus domicilios las papeletas y los sobres prefranqueados para que participar en la consulta sobre la remodelación de la plaza de España y sobre dos propuestas acerca de transporte y sostenibilidad. Las preguntas sobre la Gran Vía no se encuentran, sin embargo, en ese sobre, debido a que hasta el pasado viernes no fueron incluidas en la consulta. En consecuencia, los interesados solo podrán expresar su voto por Internet o en las urnas colocadas por el Ayuntamiento en los distritos.

La decisión de remitir por correo la papeleta de la primera gran consulta ciudadana de la era Carmena se tomó para asegurar la posibilidad de votar a las personas poco familiarizadas con Internet. Esta medida no se implementará para la consulta de la Gran Vía, que decidirá de forma genérica qué opinan los madrileños sobre las “mejoras” de las plazas aledañas a esa calle, el número de pasos peatonales necesarios, la prevalencia del transporte público y la amplitud de las aceras. Tras el resultado, los técnicos municipales se encargarán de definir cómo se deberá finalmente actuar.

El Ayuntamiento evita así los costes que habrían generado otros 2,7 millones de sobres con la nueva papeleta, y sigue el sistema adoptado para la votación de las consultas ciudadanas que se realizarán en los distritos: los empadronados en la capital mayores de 16 años podrán participar votando por Internet a través de la web municipal Madrid Decide o en los lugares donde el Consistorio colocará urnas. El gobierno local calcula que el gasto para la consulta estará incluido en una horquilla de entre 100.000 y 600.000 euros, dependiendo del grado de participación, sobre el que prefiere no hacer estimaciones.