El candidato de Trump para Seguridad Nacional cree que el muro no basta para frenar la inmigración

Visto 404 veces

El hombre designado por el presidente electo Donald Trump para ponerse al frente del Departamento de Seguridad Nacional, el general retirado John Kelly, está dispuesto a poner en lo más alto de su lista de prioridades el cierre de la frontera sur a la inmigración ilegal, aunque considera que el muro que su futuro jefe quiere construir con México no será suficiente. No es la única discrepancia que el exjefe del Comando Sur mostró durante su audiencia de confirmación en el Senado con el magnate neoyorquino. Kelly no duda de las conclusiones de la comunidad de inteligencia que apuntan a Moscú como mano detrás de los ciberataques electorales y, al contrario que otros hombres de confianza de Trump, no cree que el islam per se sea una amenaza para el país de cuya defensa doméstica será responsable.