Donald Trump firma nuevo veto migratorio para 6 países de mayoría musulmana

Visto 333 veces

La nueva orden ejecutiva firmada este lunes por el presidente de Estados Unidos, fue confirmada por el secretario de Estado de esa nación, Rex Tillerson

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, confirmó que el presidente Donald Trump firmó este lunes una nueva orden ejecutiva que suspende temporalmente la entrada de ciudadanos de 6 países de mayoría musulmana.

La medida es un nuevo intento de poner en vigor un veto migratorio después de que el aprobado el 27 de enero fuera bloqueado por el Poder Judicial, destaca la información de BBC-Mundo.

La suspensión afecta a ciudadanos de Siria, Irán, Libia, Somalia, Yemen y Sudán. A diferencia del anterior, Irak quedó por fuera del listado.

Otra diferencia fundamental es que su entrada en vigor no es inmediata: será a partir del próximo 16 de marzo.

El presidente Trump firmó la nueva orden de manera privada. El anuncio formal corrió a cargo del secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el fiscal general, Jeff Sessions.

Sessions señaló que tres de los seis países incluidos en la suspensión temporal de entrada a EE.UU. son “patrocinadores del terrorismo”.

El secretario Kelly informó también que la medida no afecta” a quienes son residentes permanentes de Estados Unidos.

Tillerson añadió: “Mientras las amenazas a nuestra seguridad continúan evolucionando y cambiando, el sentido común dictamina que reevaluemos continuamente los sistemas sobre los que confiamos para proteger a nuestro país”.

La primera orden ejecutiva sobre inmigración desató el caos en decenas de aeropuertos dentro del país mientras que funcionarios de Seguridad Nacional trataban de interpretar cómo se implementaría la medida presidencial.

Esto ocasionó que viajeros de estas nacionalidades permanecieran retenidos y se les prohibiera el ingreso en el país a pesar de contar con residencias permanentes, por ejemplo.

La orden se convirtió en objeto de una disputa legal y finalmente se suspendió por un juez federal en el estado de Washington y fue mantenida por una corte federal de apelaciones.