Difiere Sulaimán de que en la batalla Chávez y Canelo alguno lleve ventaja

Visto 254 veces

Julio César Chávez júnior puede abrir un nuevo camino en su carrera o, de perder, terminarla ante Saúl Canelo Álvarez. Ese es el panorama que el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Mauricio Sulaimán, percibe para el peleador que estuvo alejado temporalmente de los cuadriláteros y que el viernes cerró el acuerdo para la contienda del 6 de mayo.

El Canelo también arriesga un capital importante, pues se encuentra en la cima de la popularidad, el éxito comercial y deportivo, matiza Sulaimán.

El ganador se llevará la gloria, el perdedor tendrá que rendir cuentas ante su afición. El que pierda se irá vacío y con el orgullo lastimado; el que gane se quedará la estafeta del boxeo mexicano.

Después del anuncio oficial, Chávez júnior aseguró que tuvo que hacer demasiadas concesiones y que irá con todo en contra para ese combate. Sulaimán no comparte esa lectura.

No creo que nadie lleve ventaja. Lo que sí veo es un pique tremendo entre ellos y mucho ego en juego, precisa Sulaimán.

“Es un incógnita saber si a Chávez le afectará dar un peso (164.5 libras) que nunca ha dado y cuánto va a afectar al Canelo subir a un peso en el que tampoco ha peleado”, evalúa.

Aunque Chávez estuvo alejado casi un par de años del boxeo, mientras el Canelo ha llevado una actividad constante y disciplinada, el titular del CMB tampoco cree que eso pueda determinar una ventaja para el tapatío. Por el contrario, el reposo que tuvo el júnior puede ser útil.

Lo que sin duda podría beneficiar al jalisciense, en caso de salir con la victoria, es el prestigio de vencer a un peleador más pesado. Eso, en opinión de Sulaimán, le daría muchos puntos.

“El Canelo ha llevado encima la sombra negativa de no enfrentar a Golovkin, pero las críticas las ha llevado encima desde que empezó a boxear. Tiene muchos seguidores, pero también detractores, así que aunque peleara contra Golovkin, de todo modos lo criticarían”, señala.

Quien resultó afectado –admite– con la confirmación del combate es el campeón mundial de peso mediano del CMB, el ucranio Gennady Golovkin, quien tiene una rivalidad enconada con el pelirrojo.

“A Golovkin se le hizo a un lado, la pelea que se esperaba era entre él y Canelo. Ahora tendrá que voltear a otros horizontes, porque hasta mayo estos dos peleadores están ocupados.”

El CMB analiza proponer un reconocimiento conmemorativo, como otras veces que entregó cinturones de diamante o de ónix, aunque ahora ninguno ostenta un título del organismo.

Estamos en pláticas con los promotores, son dos peleadores íntimamente ligados al CMB. Es una fecha tradicional para el boxeo mexicano, y haya o no cinturón, contarán con nuestro apoyo, afirma.

“Nuestro compromiso es con el boxeo, esta vez es entre dos mexicanos, y lo conmemoraremos sin resentimientos. Cómo tomará la propuesta el Canelo, eso habrá que preguntárselo”.