Deja avalancha varios muertos tras u sepultar un hotel en Italia a causa de los terremotos

Visto 326 veces

Los equipos de rescate han llegado por tierra este jueves hasta el hotel Rigopiano, sepultado la noche del miércoles por un alud de nieve y por el momento no han encontrado “señales” de las personas que fueron sorprendidas por la avalancha. “Hay muchos muertos”, ha afirmado Antonio Crocetta, el jefe de uno de los equipos de rescate, en declaraciones a la agencia de noticias Ansa. Hasta el momento, han sido rescatados los cuerpos de cuatro víctimas mortales del interior del hotel, que ha quedado completamente sepultado por la nieve y en el que había cerca de 30 personas en el momento de la avalancha. Otras dos personas fueron rescatadas con vida del interior de un coche. La Policía italiana descarta que pueda haber más supervivientes.

“Los bomberos han llegado también por tierra y, por el momento, ninguna señal de los desaparecidos”, ha informado el servicio de bomberos italiano, en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter.

La intensa nevada y los aludes registrados en la zona han impedido que los equipos de rescate pudieran acceder por tierra hasta este jueves por la mañana porque la carretera estaba completamente cubierta por la nieve y han tenido que abrir el camino con una máquina quitanieves. Los servicios de emergencia han advertido de que las labores de rescate son muy complicadas por el difícil acceso al interior del hotel, donde se mezclan los escombros con la nieve, en un emplazamiento situado a unos 1.200 metros de altura.

Según la prensa italiana, la Fiscalía de Pescara ha abierto una investigación por el alud que ha sepultado el hotel de la localidad de Farindola por un posible delito de homicidio involuntario.

Dos personas con vida

En el momento del alud, en el hotel se encontraban unas 30 personas y hasta el momento han sido rescatadas con vida solo dos personas que estaban fuera del establecimiento. Una de ellas es el hombre que dio el aviso de que el hotel había quedado sepultado por la nieve. El hombre salió del hotel para coger una cosa de su coche y vio llegar el alud. En el interior del establecimiento se quedaron su mujer y sus dos hijos, según ha contado él mismo.

El Cuerpo Nacional de Socorro Alpino y Espeleológico (CNSAS) fue el primero en desplazarse hasta el lugar, después de haber recibido un mensaje en el que dos personas pedían ayuda y alertaban de que se estaban “muriendo de frío”.

El prefecto de Pescara, Francesco Provolo, ha explicado a la cadena de radiotelevisión italiana Rai que los dueños del hotel le han dicho que había “una veintena de personas” en el Rigopiano, incluidos varios niños, además de “siete u ocho personas” que conformaban la plantilla.

Los testigos de los hechos han relatado que el hotel, en el que habría entre 20 y 30 personas (el Corriere della Sera informa de 22 huéspedes y sietes empleados), sufrió una avalancha de nieve de una fuera inaudita en esa zona.

Tras los terremotos

El centro de Italia se ha visto golpeado por una serie de terremotos, cuatro de los cuales han superado la magnitud de cinco en la escala Richter. Todos ellos se han registrado en una zona próxima al epicentro del terremoto del pasado 24 de agosto en Amatrice, en el que hubo cerca de 300 muertos.

El primer temblor, de 5,3 de magnitud, se ha producido a las 10.25 y en la hora siguiente ha habido otros dos de 5,4, y 5,3 grados. A las 14.33 se ha producido un nuevo temblor de 5,1, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV). Además, ha habido decenas de réplicas de menor intensidad, algunas por encima de 4.