CORRESPONDENCIA ¿Y LA GESTIÓN?

0
Visto 3 veces

Por: José Luis Castillo

2.-La llegada de Eduardo Martínez Bermea, a la Delegación del ISSSTE, en Tamaulipas fue bien vista por la comunidad médica, y los trabajadores en general, sobre todo por la sensibilidad que el galeno muestra a quien acude ante él a solicitar su apoyo para una atención médica y sobre todo por la prontitud con que se atiende.

Son muchas las veces que la población abarrotaba desde temprana hora las oficinas del Martínez Bermea, en la Dirección del Hospital Civil de esta capital, sin cuestionar y solo en afán de servicio ordenaba una atención inmediata al paciente y a los familiares del mismo, parte de su humanismo y calidad de servicio, eso cuenta.

“Hay mucho que trabajar, mucho que hacer, el rubro de la salud es muy amplio, venimos con todas las ganas de trabajar y hacer un diagnóstico situacional”, dijo y a diferencia de otros ex funcionarios él si llega con un plan de trabajo que seguramente pronto mejorará incluso la calidad y atención a los pacientes del “moribundo” ISSSTE.

De Juan Manzur Arzola, la verdad no hay mucho que decir, su actuación fue gris y sólo se limitó a cumplir con su trabajo, no aportó nada en favor de la institución y menos creo nuevos programas, nunca pudo terminar con las quejas y el mal servicio, la coincidencia con Martínez Bermea, es que los dos llegaron recomendados a la Dirección del Hospital Civil y salen también recomendados a la delegación del ISSSTE, uno por Eugenio Hernández Flores y otro por dos diputados locales y hay quien dice que también un senador, pero aclaró, hay mucha diferencia en chamba del uno al otro.

3.-Y si de gestión de trata la Secretaria de Salud en Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa, abre la esperanza de regularizar a las enfermeras que estén bajo la condición del contrato, aunque esto dependerá del presupuesto que asigne la federación a Tamaulipas en el presente año.

Conocemos la gestión y el trabajo permanente de la titular del área de la salud y al inicio de la administración del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, nos llamó la atención su plan para ir casa por casa a buscar a los ciudadanos que no tenían servicio médico para afiliarlos al Seguro popular y así garantizar su atención médica.

Desde luego que también eso permitió aumentar el número de afiliados y de recursos para la entidad, ahora seguro estamos que en su propósito de dar certeza laboral a las enfermeras de contrato también logrará en beneficio para este sector del área de la salud.

Por cierto hay quien insiste a lograr que se les pague el bono sexenal, pero en este sentido aclara este beneficio no es para todos y no depende del estado, más bien del Gobierno federal.

Mi correo joseluis_castillogtz@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here