CORRESPONDENCIA: Por fin…

Visto 302 veces

Por José Luis Castillo

1.-Como institución no representaremos a ningún partido político dice el rector José Andrés Suárez Fernández, quien permanece atento a cada uno de los movimientos políticos y de grupos que se realizan en cada una de las Unidades Académicas Multidisciplinarias, en donde por cierto en este año habrá algunos cambios.

Hay quien programó las fechas de las graduaciones de los alumnos para los primeros días de este año aun cuando los nuevos profesionistas terminaron su plan de estudios en diciembre pasado, la cosa es sencilla, simplemente darle la bienvenida al Rector, entregando nuevas generaciones a la sociedad de Tamaulipas.

En la mayoría de los eventos de graduación estuvo presente Suárez Fernández, pero nos llamó poderosamente la atención en que en algunas unidades académicas, el rector envió un representante para encabezar el acto, ¿llevará algún mensaje?

La UAT, -dice el rector-,no participa con ningún partido político, los candidatos y los partidos políticos, en su momento pueden hacer propuestas de trabajo a los universitarios, hay que entenderlo es una nueva etapa en la UAT, lo mejor de todo, es que por fin inicia un periodo de esperanza para los docentes.

El proyecto de trabajo de Suarez Fernández, esta interesante, más aún cuando se trata de elevar la calidad de la educación y acabar con viejas prácticas en la UAT, trabajo que requiere de un tejido fino y ojalá que imprima su sello personal, porque como en todo se dará cuenta que en muchos casos y estadísticas se trató de simulaciones.

2.-Cuatro años se cumplen de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos, este sin representante, uno mes, sin titular y refiero lo anterior, después de que el tiempo en el que  José Martín García Martínez, estuvo al frente de la CEDH, nada hizo en beneficio de los ciudadanos, menos actuó en contra de quien cometía excesos o abusos en perjuicio de los ciudadanos, principalmente las corporaciones policiales.

Desde el 22 de enero, el ex titular de la Comisión de Derechos Humanos, abandonó sus oficinas, dejó al garete al organismo que se supone vela por los derechos y las garantías de los ciudadanos, García Martínez, es el mismo personaje que desde su llegada a estas oficinas ocultaba todo tipo de información de las actividades que ahí se realizaban, tan es así que nunca rindió un informe de actividades.

La comunidad ésta en la espera de la emisión de la convocatoria para la elección de quien será el nuevo Presidente de este organismo y ojalá se trate de una persona que deberás defienda a la sociedad y represente a quien es lastimado o violentado en sus garantías individuales por una dependencia pública o una autoridad, no más de lo mismo.

El tema ésta en la mesa de trabajo desde hace un mes y representa un tema pendiente que dejó el anterior Presidente de la Junta de Coordinación Política, Carlos García, que estaba más interesado en su proyecto personal, que en resolver los asuntos de una institución que vela por los derechos de los Tamaulipecos, así de fácil.

3.-El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, y cinta negra Glafiro Salinas Mendiola, deberá imprimir el acelerador y terminar con algunas prácticas dictatoriales que aún se realizan en el Poder Legislativo, herencia del ex líder Carlos García.

No hay quien aguante a la banda de los viejitos, ex militares que hicieron del Congreso del Estado desde el año 2016 una fortaleza, ya no la casa del pueblo, además deberá resolver la serie de demandas laborales que enfrenta, como resultado de los despidos injustificados que hoy mantienen sin sustento a cientos de familias, además de nombrar a la voz de ya el presidente de la CEDH, asuntos pendientes que dejó quien hoy aspira a gobernar Matamoros.

El Presidente del Congreso, pronto hizo clic con diputados, trabajadores y hasta dejó contenta a su esposa y su familia, ahora es él quien reparte el presupuesto y no Carlos García, de quien muchas veces se quejó Glafiro, por las raquíticas gratificaciones que deba a los legisladores, no así a su compacto equipo de trabajo.

Se vive una nueva etapa en el poder legislativo, volvió de nuevo la tranquilidad y por fin terminó crisis bolivariana, ojalá que el Presidente de la JCP, no se deje llevar por el canto de las sirenas y escuche a sus verdaderos asesores, no a oportunistas, ni trepadores, que sólo actúan conforme se lo dictan sus intereses y desde ahí lo llevaran a cometer errores.

Mi correo joseluis_castillogtz@hotmail.com, joseluis.castillogtz@gmail.com