Comunidad internacional condena golpe de Estado en Mali

Visto 79 veces

JOHANNESBURGO/WASHINGTON/BRUSELAS.

La comunidad internacional condenó hoy el golpe de Estado perpetrado la víspera por militares en Mali y exigió la “liberación inmediata” del presidente Ibrahim Boubacar Keita y de sus ministros.

La Unión Africana (UA) condenó en un comunicado “el cambio inconstitucional de gobierno en Mali” y exigió “la liberación inmediata del presidente, del primer ministro y de los demás ministros“.

Los militares tomaron el poder el martes en Mali tras un levantamiento y detuvieron al presidente Keita, que fue empujado a anunciar su dimisión unas horas más tarde.

Los golpistas prometieron organizar una “transición política civil” y elecciones generales en un “plazo razonable”, indicó su portavoz en una declaración televisada.

En nombre de la UA, el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa exhortó a “un retorno inmediato a un gobierno civil” y pidió a los militares “volver a sus cuarteles”.

También exhortó “al pueblo de Mali, sus partidos políticos y su sociedad civil a respetar el Estado de derecho y a iniciar un diálogo pacífico para resolver sus diferencias”, según su comunicado.

Por su parte, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, condenó “enérgicamente” el golpe de Estado militar en el país africano y exigió que se garantice la “libertad y seguridad de los responsables del gobierno” derrocado.

Estados Unidos condena enérgicamente el motín del 18 de agosto en Malí, ya que condenamos cualquier toma del poder por la fuerza”, dijo Pompeo en un comunicado, por no mencionar un golpe.

Pompeo instó a “garantizar la libertad y seguridad de los responsables del gobierno y sus familias”.

Asimismo, urgió a “trabajar por el restablecimiento de un gobierno constitucional”, a iniciar un diálogo y a “rechazar la violencia”.

En un tono similar, la Unión Europea reclamó la liberación inmediata del presidente Keita y los demás prisioneros tomados por los rebeldes.

Pedimos la liberación inmediata de los prisioneros y el regreso al Estado de derecho”, declaró el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una teleconferencia del bloque.

El presidente Keita había sido desde hacía meses blanco de protestas debido al estancamiento de la economía, la corrupción y una brutal insurgencia islamista.

Mali, uno de los países más pobres del mundo, es desde hace años escenario de atentados yihadistas y enfrentamientos intercomunitarios.

Los militares rebeldes fueron vitoreados cuando llegaron a la capital, Bamako, el martes. No hubo informes de víctimas durante el golpe militar.

No obstante, el nuevo gobierno militar impuso un toque de queda y el cierre de fronteras, aislando en los hechos al país.