Cartón racista de Alarcón provoca reclamo de cancillería guatemalteca

Visto 402 veces

El gobierno de la República de Guatemala mostró este fin de semana su repudio a un cartón del caricaturista mexicano Alarcón publicado en El Heraldo de México, debido a su carga racista.

Originalmente publicado el 7 de junio pasado, el cartón describe al presidente mexicano volviendo a casa con su esposa Angélica Rivera (dibujada como una gaviota, en referencia a uno de los personajes más famosos que interpretó en su etapa de actriz), quien le reclama: “aún no entiendo por qué tuvimos que ir tan lejos por una señora que nos va a hacer la limpieza”. La señora a la que hace referencia, quien se encuentra detrás de EPN, es el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, vestido con ropas típicas de las indígenas del país centroamericano.

Tres días después, el Ministerio de Relaciones Exteriores escribió en su cuenta oficial de Twitter que “Guatemala lamenta y condena enérgicamente el comentario discriminatorio y racista del caricaturista del diario El Heraldo de México, Juan Alarcón”.

Por su parte, la Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo contra los Pueblos Indígenas en Guatemala apuntó que la publicación del cartón afecta “la dignidad de la mujer guatemalteca principalmente de los pueblos indígenas”, por lo que invitó a los medio a “no publicar este tipo de noticias ya que fomenta la discriminación y el racismo”.

Ante las críticas del gobierno guatemalteco, el caricaturista escribió horas más tarde en su cuenta de Twitter: “para Guatemala todo mi cariño y respeto. Mi cartón en El Heraldo de México es una crítica a tres personajes de la política mexicana. A nadie más”.

Por su parte, el diario se disculpó “con todas aquellas personas que se hayan sentido ofendidas por dicho cartón y particularmente con la nación chapina y su gente”, al tiempo que hizo votos por seguir “ejerciendo un periodismo de calidad, en beneficio de nuestra sociedad”.

Tras la polémica, algunas voces recordaron que el presidente guatemalteco Jimmy Morales, quien se dedicó por años a la comedia antes de lanzarse como presidente, interpretó a un personaje llamado Black Pitaya, caracterizado con una peluca de cabellos rizados y con la cara pintada de negro, una costumbre que todavía no se erradica en países latinoamericanos pero que en otras partes del mundo conlleva condenas unánimes y enérgicas.